jueves, 13 de enero de 2011

RAMIREZ Y ARIAS - A tu Ventana

 Calle Bomboná en 191...Medellín.

La imagen muestra la calle Bomboná, llamada anteriormente Aranzazu; construida en piedra con aceras en ambas orillas. Se aprecian viviendas que alcanzan los tres pisos, todas con puertas, ventanas, balcones y aleros en madera y techos en teja; de las edificaciones sobresalen algunos avisos comerciales. En la mitad de la calle se distingue la parte trasera de cuatro caballos y de algunas personas.


LADO 1

1- TAN MIA Y TAN AJENA – Pasillo  Nicasio Safadi
2- LA NIEVE DE MIS AÑOS – Vals  Manuel Jiménez
3- Y YO NO HE DE VOLVER. Pasillo  Nicasio Safadi
4- VUELVE – Bolero  Benito de Jesús - Juan Libre
5- YO NO SE SI TE QUIERO – Zamba  Cristóbal Ojeda
6- OLVIDAME SIN RENCOR – Pasillo  F. Paredes Herrera

LADO 2

1- CALVARIO – Vals  Armando González
2. LLORAR LLORAR – Zamba  Andrés Chazarreta
3- TE HE VENCIDO – Pasillo  Carlos W. Andrade
4. ME AFLIGE EL DOLOR  Pasillo  Carlos W. Andrade
5- DE CORAZON A CORAZON – Pasillo  Nicasio Safadi
6.  DOLOR DE LA VIDA - Pasillo D. R. de A.





VUELVE


CALVARIO


LA NIEVE DE LOS AÑOS



Ramírez y Arias, • Obdulio Arias y Noel Ramírez-, tienen una tradición artística de tan amplias proyecciones, como nobilísimo es su devenir en nuestro historial de la canción popular. Su común denominador brilló con resplandores especialmente vivaces en una época en la que los más blasonados duetos y tríos centralizaban una palpitante atención de todos los públicos nacionales, y cuando Medellín era Meca y escenario natural, -nunca nada mezquino de los binomios y conjuntos que con sus voces y "modos" musicales estaban redactando capítulos proceros de la historia de una particular y ardida bohemia músico-nacional.

Como dueto, el de Ramírez y Arias era, - pues -, grande en la época de nuestros más grandes duetos. De y en ese tiempo que ya va diluyéndose en la memoria del jadeante Medellín de hoy, que ha enviado al exilio a una bohemia que, -necesaria y dolorosamente da sus últimas batallas en algo clandestina forma y con la herida certeza de mal librar perdidas jornadas. Campeaban ellos en esa dorada edad del "Regina", que con el "Andaluz", el "López" y "El Escorial" urdían la vital trabazón, el sistema nervioso de un exaltado "modus vivendi" y "modus operandi" de una juventud que cada noche se tomaba por asalto una distinta ventana, con la complicidad en canturreo y guitarra, más tiple en mano, de Obdulio y Julián, Espinosa y Bedoya, -muchos con el "Dueto de Antaño"-, Ríos y Macías y demás compañeros en un grato y cada hora reeditado martirologio de bambucos y pasillos, valses y uno que otro bolero de diabética inspiración.

Cuando el apogeo de Ramírez y Arias como signo serenatero, -con una vigencia que giraba también poderosamente contra las estrías obstinadas de sus primeras grabaciones fonográficas para SONOLUX -, el primero alentaba con buen suceso una pertinaz y bienvenida campaña con canciones argentinas y valses ecuatorianos como beligerante bagaje, mientras que el segundo había ya militado en tríos de pro y proa en popularidad. Y sus discos iniciales, -ya en dueto y cima-, tuvieron ardorosa acogida y volvieron aún más anchurosa la fama y celebridad de este dueto que, -como sólo otros pocos escogidos -, caracterizan toda una época que nunca hubiésemos querido cancelar.

Es tal la edad rescatada para el recuerdo en este disco de larga duración de SONOLUX, que bien y en la plenitud de su sabor, - con toda la honestidad de su perfil-, compila doce de los más grandes éxitos del dueto de justo y nada parco éxito. Y así se remoza y. vuelve alígera la memoria con tres de los más nostálgicos pasillos de Nicasio Safadi: "Tan Mía y Tan Ajena", "Y yo no he de Volver" y "De Corazón a Corazón", con el bolero puertorriqueño "Vuelve", con los valses, - ambos con piel en lágrima-, "Calvario" y "La Nieve de mis Años", las zambas ' Llorar, Llorar" y "Y yo no he de Volver", y cuatro pasillos más que más dan y reiteran el "caudaloso" ánimo de este álbum: "Dolor de la Vida", "Me Aflige el Dolor", "Te .he Vencido" y el inolvidable "Olvídame sin Rencor".

Estos, Ramírez y Arias. Estas, las canciones que más poderosamente bosquejaron su renombre. Y éste álbum, especie de misión cumplida para con una época que lo reclamaba, un Medellín que se fue, un escenario que deshabitamos y que disolvió más de una pasión, antes de disolverse él mismo...

Nota: Gabriel Cuartas Franco

2 comentarios:

  1. GABRIEL ANDO EN BOGOTA, SOY DEL QUINDIO Y OBDULIO ES MI TIO HERMANO. QUISIERA RECORRER LAS HUELLAS DE ESTE MARAVILLOSO DUETOP EN LA HISTORIA MUSICAL DE MEDELLIN,SI PUDIERAS ACOGER ESTA PETICION ESTARIA DE LO MAS AGRADECIDO.ESCRIBIME A ESTE CORREO menelao27@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. como se llama una canción de ellos que dice: en mi honda partida la ilsuion que se va arrastrando este amor... gracias

    ResponderEliminar