lunes, 30 de marzo de 2015

GILBERTO URQUIZA -Boleros


Panorámica del costado norte del Parque de Berrío en 1918. Edificio Ángel, Edificio Hernández y Edificio Gutiérrez. Calle Boyaca.

Autor: Manuel Lalinde

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.



LADO A
BODAS NEGRAS Bolero (Derechos Reservado»)
HABLADURIAS-Bolero (Gilberto Urquiza)
EMPLEADITA-Bolero (Gabriel Ruiz-Chamaco Sandovall
MIEDO SIN TI-Bolero (Mario Alma)
ENGAÑAME OTRA VEZ-Bolero (Gilberto Urquiza)
LA MAL TRATADA-Bolero (Gilberto Urquiza)
DAME UN BESO-Bolero (Gilberto Urquiza)

LADO B
TONTERIAS-Bolero (Gilberto Urquiza)
HOLA...¿QUETAL? -Bolero (Gilberto Urquiza)
ENFERMA DE AMOR-Bolero (Adolfo Solas)
LA MESERA-Bolero (Gilberto Urquiza)
MEDIA VIDA-Bolero  (Gilberto Urquiza)
SI ME ATREVIERA Bolero (Gilberto Urquiza)

A LA ORILLA DEL RIO-Bolero (Arr. de Gilberto Urquiza)





BODAS NEGRAS


SI ME ATREVIERA


EMPLEADITA

* La canción colombiana. Su historia, sus compositores, sus mejores intérpretes y sus canciones.

Por Jaime Rico Salazar. Publicación Bogotá : Grupo Editorial Norma, 2004.Descrip. física:  820 páginas.  21.5  x 28.3 x 4.0 cms.

Pedro Nel Ospina organizó un homenaje nacional que tuvo eco en muchas instituciones privadas y acordaron efectuar su coronación oficial el 14 de enero de 1923.
Cientos de automóviles y buses salieron de Barranquilla en caravana hasta Usiacurí, en donde habían instalado un tablado para coronar al poeta. Miles de ofrendas florales llegaron aquel día. El periódico El Tiempo le envió una simbólica araña de oro. La colonia italiana donó la corona de laureles de oro que le fue ceñida. La colonia siria le envió una hermosa tarjeta de oro. Los presos de la cárcel de Santa Marta le enviaron un hermoso crucifijo para que lo acompañara en sus últimos momentos. Y el gobierno Nacional envió una hermosa lira con un mensaje muy conmovedor del presidente Ospina.
A las 11 de la mañana el Gobernador del Atlántico, general Eparquio González realizó la coronación oficial mientras sonaban los acordes del Himno Nacional. Julio Flórez no pudo hablar, tomó el violín y desgajó unas notas mientras sus ojos se inundaban de lágrimas. Esa tarde por petición del mismo Julio fueron bautizados sus cinco hijos, reconciliándose así con la iglesia católica, en la que nunca creyó.
Los días que siguieron a la coronación fueron críticos hasta el 7 de febrero en que se despidió de este mundo. Sobre las 10 de la mañana, consiente plenamente de que su espíritu se deslindaba de la materia, acercó a su esposa y a sus hijos y les pidió un último beso y exclamó. "¡Oh! qué grande es el universo.." fueron sus últimas palabras...
El funeral fue impresionante. Sus restos mortales permanecieron en la iglesia de Usiacurí y entrada la noche, con una inmensa asistencia de público y con la iluminación que le dieron millares de estrellas llevaron el féretro al cementerio. Antes de darle sepultura se guardaron cinco minutos de silencio que él mismo había pedido y sobre su tumba pusieron el epitafio que también el mismo solicitó:  “Julio Flórez, colombiano”
----

"El enterrador" y "Boda negra" no son de Julio Flórez...

Definitivamente no es el autor de la letra de "El enterrador", (o "La hija de Juan Simón") como está explicado en la página 69, capítulo de Pelón y Marín.
Tampoco es el autor de la letra de la canción "Boda negra" que musicalizó en 1905 el cubano Alberto Villalón y que fue tan popular hace unos años en la voz del cantante cubano Gilberto Urquiza. Equivocación grande que trae el libro, con lo mejor de sus poemas editado por el Banco de la República en 1967, con ocasión de la celebración del centenario de su nacimiento, y que trae un prólogo excelente del maestro Rafael Maya. Este tétrico poema fue escrito por Carlos Borges un sacerdote venezolano que llevó una vida tenebrosa y que él mismo afirmaba haberlos escrito en 1885...
"Oye la historia que contóme un día
el viejo enterrador de la comarca
era un amante a quién la suerte impía
su dulce bien le arrebató la parca..."

Carlos Emilio de los Desamparados era su nombre de pila y vio la primera luz en Caracas en el año 1867. Tuvo una juventud muy parecida a la del poeta colombiano. Contaba que desengañado de su suerte por haber perdido a una novia que adoraba, pues sus padres la habían recluido en un convento para separarlos (y qué bien lo hicieron) decidió hacerse sacerdote. Después de haber recibido las órdenes sacerdotales fue asignado como capellán a un colegio de monjas. Allí enamoró a la más bella de las religiosas y armó tremendo lío.  Colgó la sotana, se dedicó al licor y a escribir poemas eróticos.
Hasta que un sacerdote dominico lo convenció de que organizara su vida. Lo llevó a Nueva York, en donde falleció el protector. Emprendió un peregrinaje de regreso por Centroamérica haciendo  escándalos por donde pasaba hasta llegar a Caracas, en donde encontró en la calle a un Obispo, se le arrodilló y públicamente le hizo una confesión de sus pecados. El Obispo lo perdonó y volvió al convento. Pero genio y figura hasta la sepultura... Continuó escribiendo versos llenos de erotismo con el seudónimo de Oscar Sutil y lo pillaron los curas. Nuevamente lo pusieron en la calle. Y lo volvieron a perdonar...

El mismo día que Juan Vicente Gómez derrocó al dictador Cipriano Castro, públicamente se lanzó a la calle a gritar vivas al gobernante depuesto. Razón por la cual fue encarcelado. En su celda le dio por escribir poemas exaltando a Juan Vicente que conmovido, lo indultó y lo nombró su capellán particular. En ese oficio se desempeñaba cuando vino el diablo por él, el 21 de octubre de 1932.

Anotaba Carlos Borges: "Escribí en versos detestables cierta canción fúnebre que atribuida a Julio Flórez, tuvo la suerte de alcanzar una inmensa popularidad en la América española. No hay pueblo de Venezuela ni de Colombia donde no la canten..." Y termina: "El fervor y la simpatía con que el público americano acogió tan pésimas estrofas, indudablemente se debe a la paternidad putativa de Julio Flórez. El nombre del poeta querido trasformó en brillantes luciérnagas los oscuros gusanos de mis versos..."

domingo, 29 de marzo de 2015

LOS ROMANCEROS (Colombia) -Paraiso Soñado


Parque de Berrío en 1918. Derecha, costado norte. Calle Boyacá. Edificio Ángel y Edificio Hernández.

Autor: Rafael Mesa.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Portada Referencia
Paraíso soñado (02:49)
Enamorado de ti (02:36)
Ranchito mío (02:44)
Queja de amor (02:48)
Dos tesoros (02:04)
Tu y yo (02:41)
Malditos celos (02:41)
Nuestro dilema (02:28)
Júrame (02:36)
Como pelota (02:49)
Perdón (02:35)

Fondo azul (02:23)





TU Y YO


ENAMORADO DE TI


JURAME

El título de este disco extensor que hoy Ondina presenta con orgullo a la consideración de los discómanos colombianos está bien acorde con su delicado contenido, que lo forman doce canciones cada una de las cuales corresponde a la interpretaciones esplendidas del TRIO LOS ROMANCEROS, realizadas sobre bases técnicas, artísticas e instrumentales de la mayor jerarquía dignas del prestigio de este estupendo trio ha logrado alcanzar en el ambiente artístico de Colombia.

Durante quince (15) años. LOS ROMANCEROS han sabido conservar con fidelidad incorruptible el verdadero sentido de su nombre: ROMANCEROS. Sus interpretaciones tienen siempre ese cálido sabor a romance y recuerdo, a madrigal y poema galante, enseñando, además de deleitar con música sugestiva y discreta, el abecedario del amor, siendo en suma un prestigio realísimo y una representación incuestionable del arte musical de hoy y de siempre.

Actualmente integrado por Jorge Valle, ecuatoriano. Alberto González, barranquillero y Tulio Parra, antioqueño de todo el maíz, unidos por obra y gracia de su vocación artística, forman este magnífico trio de un prestigio y una popularidad bien ganada, acrecentándose mas aun con este álbum, que es otro orgullo de la discomania colombiana.

sábado, 28 de marzo de 2015

VEJECES QUE SON RECUERDOS VOL.2 -Varios



Edificio Hernández y Edificio Gutiérrez situados en el costado norte del Parque de Berrío en 1918.Calle Boyaca.

Autor: Rafael Mesa.


© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Cara A
MIS DESENGAÑOS  -(Manuel Acosta Villafañe)  -M. ACOSTA VILLAFAÑE
BAJO LOS SAUCES  -(Soliño-Rodríguez)  -GOMEZ VILA
ROSARIO DE BESOS  -(Libardo Parra Toro-Francisco Paredes H.)  -VALENTE Y CACERES
ROMANCE DE MI DESTINO (El Buque Fantasma) -(Abel Romero Castillo-Gonzalo Vera) -LA PANCHITA
PRISIONERO DEL DOLOR  -(Elvirita Tamasi)  -ANTONIO TORMO
SOMBRAS  -(Carlos Brito-Rosario Sansores)  -MARGARITA CUETO - LUIS ALVAREZ

Cara B
SI DEJARAS DE QUERERME  -(Laguna-Francisco Lomuto)  -JUAN ARVIZU
ADIOS ARGENTINA  -(Matos Rodríguez)  -ORQUESTA TIPICA VICTOR
SE VA LA VIDA  -(L. Mario-E. Donato)  -EDGARDO DONATO
TATUAJE  -(Rubén Uquillas)  -LOS EMBAJADORES
MI FANTASMA  -(José Herrero-Marta de los Ríos)  -TROVADORES DE AMERICA
LA GAYOLA  -(A. A. J. Taggini-R. Tuegols)  -FRANCISCO LOMUTO





MI FANTASMA


MIS DESENGAÑOS


LA GAYOLA

ACOSTA VILLAFAÑE MANUEL
Por: Prof. Raúl E. Cano

Cantor del pueblo y para el pueblo. Compositor de honda emoción telúrica y tenaz difusor de la música y canciones nativas, supo en todos estos aspectos, MANUEL ACOSTA VILLAFAÑE, brillar con luz propia y expandir hacia todos los ámbitos de la Republica el maravilloso mensaje de su arte singular.
Don Manuel nació en su bello “Santa María”, el valle del Yacabil que también evocara en alguna de sus canciones. Era todavía un hombre de quien podía esperarse mucho: había nacido en Diciembre de 1902.

No es tan conocido en cambio el hecho de que cursó estudios en el seminario, donde llego hasta tercer año. Fue sin dudas el suyo, siempre un espíritu profundamente religioso, lo cual no solo se evidencio en los serenos y bondadosos rasgos de su carácter y en los actos de toda su vida, sino también en sus canciones.

Muy joven, Acosta Villafañe se trasladó al norte, y dedicose a tareas campestres en Salta y sobre todo en Jujuy, llegando a destacarse y ser muy bien conceptuado en el gran establecimiento de Pemberton, en Fraile Pintado. Fue entonces - hacia 1918 o 1920 – que comenzó a cultivar con mayor dedicación su innata facultad para el canto.
Poco después retorno a Santa María. Compenetrase entonces – espiritual y artísticamente – con su hermano Carlos: había nacido el famoso DUO CALCHAQUÍ de los hermanos Acosta Villafañe, que habría de constituirse en uno de los protagonistas de la resurrección y renovación folklórica nacional.

Hacia 1926, Don Carlos y don Manuel viajaron, en busca de escenarios más propicios, a la metrópolis. Sus comienzos fueron humildes y netamente populares: cantaron en cafés, confiterías, recreos. Pero desde un principio, fueron recibidos con el mayor beneplácito por el público y hasta por los intelectuales porteños, Don Carlos B. Quiroga, Don Ricardo Rojas, fueron los más entusiastas admiradores y alentadores del duo.
Los hermanos Acosta Villafañe comenzaron a actuar junto con otros hombres ilustres de la música autóctona – Chazarreta, López Buchardo, Gómez Carrillo – emprendieron lo que en verdad fue una cruzada de profunda argentinidad. No es improcedente recordar que ese movimiento fue paralelo a los literarios encabezados por la “Generación Martín Fierro” y los “Hombres de Boedo”, Lugones, Guiraldes y otros.

Todos recordamos lo que paso, y palpamos el triunfo de aquella cruzada: solo diez años más tarde, la música folklórica - la auténtica – se había impuesto, hasta constituir una de las más ricas fuentes de renovación espiritual Argentina.

A poco de la iniciación, el Dúo Calchaquí se incorporó a la naciente radiotelefonía argentina, actuando por la onda de la entonces Radio Nacional, hoy Belgrano. También comenzó su actuación en RCA Víctor -Firma para la cual siempre grabo Don Manuel -; puede calcularse en más de 400 mil el número de discos que circularon de Acosta Villafañe. Sus canciones corrieron por todas partes: es digno de destacar que las grabaciones De Acosta Villafañe fueron muy reclamadas desde el extranjero. Los álbumes que se editaron –entre los cuales recordamos, por ejemplo, el titulado “AROMAS DEL YOCAVIL”- fueron disputados por cantantes y por conjuntos nativos. El nombre de Acosta Villafañe, en un momento dado cubrió – puede decirse sin metáfora – todo el territorio de la Nación.

Don Manuel anduvo, también, por toda ella; en todos los pueblos y ciudades que derramo el tesoro de su canto, que es como decir, el tesoro de su alma y la su pueblo. Autodidacta en música, también fue un poeta nato, autodidacta y sencillo, pero profundo y sensitivo: letra y música de sus canciones fueron obra de él, o en colaboración con su hermano Carlos. Las creaciones de Don Manuel que quizá podríamos hacer referencia a las que le eran más queridas: “ Amor Viejo Vale Más”, que fue una de sus primeras composiciones; “ La Flor Del Cardon”, también de las más antiguas; “Recuerdo de Choya”; “Comodoro Rivadavia”, - que tenía en gran estima, y que escribió en ocasión de su estadía en aquel lejano punto tan poblado de catamarqueños -; “Noches de Catamarca” – Una de las más sencillas y más tiernas de sus canciones-; “Vidala del Culampaja” – todo un acierto de síntesis y de fuerza expresiva-; Adiós Catamarca” – una de las ultimas.

Parábola siempre, bella y emocionada, la su vida. Por eso penetro hasta el fondo en el corazón de su pueblo.

Don Acosta Villafañe falleció en Diciembre de 1956.-

FUENTE: Biblioteca Ramón Rosa Olmos

viernes, 27 de marzo de 2015

BOLEROS INOLVIDABLES -Varios


Edificio Gutiérrez en construcción en el costado norte del Parque de Berrío. Sobre la calle Boyaca. 1917

Autor: Melitón Rodríguez Márquez.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina — con Edificio Gutiérrez.

LADO 1
1. VOY GRITANDO POR LA CALLE  Fernando Z. Maldonado canta: Alberto Granados
7. ESTA NOCHE Rafael Ramírez cantan: los Delfines
3. CAMINO VERDE  Carmelo Larrea  canta: Víctor Hugo Ayala
4 Mil BESOS   Helena Valdelamar cantan: los Embajadores
5. TEMERIDAD Manual Jiménez canta: Olimpo Cárdenas
6. MI SEGUNDO AMOR Los Cuates Castilla cantan: Trio los Romanceros.

LADO 2
AQUEL  Carlos Gali canta: lucho Ramírez
DELITO  Tito Ribero  canta: Dione Restrepo
CARIÑO AJENO Alberto Medina canta: Trio Carabell
INFORTUNIO  Don Fabián canta: leo Marini
VUELVE  Benito do Jesús - Juan libre cantan: Ramírez - Arlas
LA VIDA ES UN SUEÑO  Arsenio Rodríguez cantan: Los Provincianos





DELITO


TEMERIDAD


MIL BESOS

He aquí un repertorio seleccionado a base da verdaderos sucesos musicales en años anteriores.
Canciones con historia y con atractivo permanente para los que gustan da la buena música romántica.
"SONOIUX" ha reunido en esta "elepé" doce melodías con el romanticismo y la emoción de los viejos tiempos, y de las canciones de siempre.
Se incluyó el bolero moruno "Camino Verde- por Víctor Hugo Ayala, el gran cantante da Colombia.
Dione canta su "Delito", como nadie más lo ha cantado.
El bolero "Aquél" por lucho Ramiros, su éxito en el 58, no es de los que se olvida fácilmente.
Alberto Granados, el cantante de la romántica voz, es uno de sus más resonantes Impactos musicales "Voy gritando por la calle”……



La calle de las nostalgias
Autor: Orlando Cadavid Correa
20 de Noviembre de 2009

Maiceros conocedores al dedillo de la historia gastronómica medellinense aseguran que de la Fonda Antioqueña que estaba en la querida Calle Maracaibo salió a conquistar el mundo la famosa bandeja paisa con todos sus ingredientes.
Por la calzada de nuestras nostalgias circulaban diariamente los protagonistas de la radiodifusión en su edad de oro. Ella –la radio- giraba alrededor de programas de gran factura y de tanta audiencia como “El granero de la esquina”, que catapultó a la fama al inolvidable “Montecristo”; “Los catedráticos informan”, con eruditos de la talla de Joaquín Pérez Villa, Luis Lalinde Botero y Antonio Panesso Robledo; “Coltejer toca su puerta”, programa de concurso que emulaba con “El peso Fabricato”, emitido por la competidora Voz de Medellín, que estaba en la carrera Bolívar con la calle Cuba; el gran elenco de las radionovelas y los musicales de radioteatro, en vivo, con estrellas de primera línea de Colombia y del exterior.

Por el radioteatro maracaibero desfilaron, entre otros grandes del canto llegados de lejanas tierras, Libertad Lamarque, María Luisa Landín, Mercedes Simone, Alfonso Ortíz Tirado, Néstor Chayres, Leo Marini, Hugo Romani, Los Panchos, José Mojica, Charlo, Angel Vargas, Héctor Palacios, Marco Antonio Muñiz, Raúl Iriarte, Juan Legido, los cubanísimos hermanos Rigual y sus compatriotas las hermanas Lago y muchos más. Los nuestros también se lucían: Carlos Julio Ramírez, Luis Macía, Matilde Díaz con la orquesta del maestro Lucho Bermúdez; Alba del Castillo; Martha Domínguez, Luis Carlos Meyer, Evelio Pérez, Jairo Villa, Gustavo López, Jorge Ochoa, Alberto Osorio, Alberto Granados, Lucho Ramírez, Los romanceros, Obdulio y Julián, Espinosa y Bedoya y el Dueto de Antaño. (Aquí caben otras decenas de etcéteras). Para todos había trabajo, espacio y un público que aplaudía con delirio a la única de las bellas artes que no se ve, pero se oye y se siente: la música.

Cuando el espectáculo radioteatral entró en declive, a los artistas de carne y hueso se les sustituyó por el disco de 78, al comienzo; de 45, después, y de 33 revoluciones, finalmente. Recordemos que en la recta final de su dilatada carrera humorística, “Montecristo” no actuaba en radioteatro, ni su programa iba en directo. Lo grababa ante escaso público, en el desaparecido Teatro América. Era grande la nostalgia que experimentaba el caricato criollo al recordar sus apoteósicas audiciones de la una y 30 de la tarde, en la vieja Maracaibo.

En los contornos de la difuntita Voz de Antioquia estaban Radio Sinfonía, la emisora que comandaba Jimmy Álvaro Vega. Los almacenes La ilustración y Casa Ricordi, los principales comercializadores de discos del “fogoncito”. La cafetería de Don Lao, el célebre viejo gruñón que cuando el cliente le pedía un perico, le preguntaba si había llevado la leche y los cubitos de azúcar. La Librería Aguirre con su carga de historia. El club de ajedrez. Por el entorno merodeaba, especialmente en las quincenas, libreta en mano, dedicada a sus cobranzas, la usurera mamá de la cantante Dione Restrepo, (la intérprete del exitazo bolero “Delito”) que prestaba dinero al “módico” 10 por ciento a la gente del ambiente farandulero.

En “El Potro”, el grill del gaucho Alberto Podestá, nació “Proyección”, el semanario de vida efímera con el que trataron de competirle a “Pantalla”, el hebdomadario que era amo y señor del medio del espectáculo, los maestros Hernán Restrepo Duque y Gabriel Cuartas Franco. Allí, en ese establecimiento del que era cliente habitual “”El charro” José Manuel Moreno, surgió la gran idea de crear Cantares de Colombia, la gran masa coral que bajo la batuta del finado Luis Uribe Bueno le dio lustre a la música colombiana.

Imposible ponerle punto final a esta desordenada remembranza sin evocar la vitrina de Maracaibo, desde la que los transeúntes veíamos funcionar las 24 horas de cada día a Radio Reloj, la hermanita menor de la gran emisora, tan venida a menos en los albores del nuevo milenio, con sus controles-locutores Alberto González, “Españita”; Olson Reyes, Arturo Bustamante y Carlos Posada.

El lector Fernando Gutiérrez A. aporta amablemente esta llamativa remembranza sobre la famosa calle arteria: “Quisiera aportarle, con todo respeto, el recuerdo de un viejo café ubicado en la esquina de Palacé con Maracaibo, del “Negus Henao”, donde su traganíquel era exclusivamente de música clásica y uno de sus habituales clientes era el maestro Joseph Matza. Nosotros, en ese entonces estudiantes de final de bachillerato del Liceo Antioqueño e inicio de universidad (en Medicina) recibíamos del erudito toda una cátedra de música alrededor de su mesa y acompañada de unos etílicos”.

La apostilla: Eterno enamorado de la belleza paisa, el recordado locutor Alberto González, “Españita”, se deleitaba, antes de coger turno, viendo pasar por Junín a las más hermosas hijas de Eva. Una tarde quedó tan extasiado ante semejante desfile por la céntrica pasarela natural, que al abrir el micrófono para dar la hora, en Radio Reloj, dijo: son las seis y veintitrés muchachas”…

El Mundo.com

jueves, 26 de marzo de 2015

LUCHA MORENO -Exitos


Coche del tipo victoria frente al Edificio Gutiérrez en construcción en el costado norte del Parque de Berrío, Calle Boyacá. 1917 (acercamiento)

Autor: Melitón Rodríguez Márquez.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.


LADO 1
EL AGUIJON (C- Ranchera)  -(Ignacio Jaime)
LEÑA DE PIRUL (C. Ranchera)  -(Tomás Méndez)
LA MANCORNADORA (C. Ranchera) (Manuel Esquivel)
 MI CHATA (C Ranchera)  -(Cuco Sánchez)
EL CUARTEL (Corrido)  -(Ernesto Juárez)
LOS ARRIEROS (Son Jalisciense)   -(D. P.)

LADO 2
EL RAMALAZO (C. Ranchera)  -(Tomás Méndez)
LA JOVEN MANCORNADORA (C. Ranchera) -(Gabriel Rodríguez)
PERO QUE BONITO SIENTO (C. Ranchera}  -(Eulogio Hernández)
CUANDO TE CANSES DE LLORAR (C. Ranchera)  -(José Ángel Espinoza)
DAMELO LUEGO (C. Ranchera) (Pepe Guizar)

A UN PASO DEL ABISMO (C. Ranchera)  -(Gabriel Rodríguez)





EL AGUIJON


LA MANCORNADORA


PERO QUE BONITO SIENTO


Lucha Moreno, la joven reina de la canción vernácula mexicana, ofrece en este álbum un joyel de éxitos que han escalado los primeros lugares de la popularidad. En cada creación del disco, Lucha desborda toda la brillante personalidad y juvenil presencia que siempre han deleitado a sus admiradores.

Especialmente canciones como 'El Ramalazo ' y “El Aguijón" constituyen algunas de las mejores interpretaciones que la máxima belleza de la canción folclórica de México ha logrado en su meteórica, brillante y exitosa carrera artística. Escúchela aquí en sus mejores interpretaciones, dando en cada una un derroche de gusto v magnetismo personal.

miércoles, 25 de marzo de 2015

DUETO DE ANTAÑO -Recordar es Vivir

Edificio Hernández y construcción del Edificio Gutiérrez en el costado norte del Parque de Berrío, 1917. Calle Boyacá

Autor: Melitón Rodríguez Márquez.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.




AMANECER - ( 2:42)
BESOS Y CEREZAS - ( 2:24)
DESESPERACIÓN - ( 2:33)
LA NOCHE - ( 2:40)
LAS GAVIOTAS - ( 2:26)
NELLY- ( 2:46)
NO ME HABLES DE AMOR - ( 2:56)
NUNCA - ( 2:58)
PALPITA CORAZÓN - ( 3: 8)
PASIONAL - ( 3: 2)
TANGO NEGRO - ( 2:42)
TIERRA DE MIS AMORES - ( 2:38)




BESOS Y CEREZAS


PASIONAL


NUNCA


Cien años de Camilo García
Autor: Ramón Elejalde Arbelaez
6 de Diciembre de 2009

Cien años de haber nacido cumplirá el próximo 6 de mayo don Camilo Arturo García Bustamante, el connotado compositor de música colombiana y por lo demás integrante del inigualable Dueto de Antaño, que conformó con Ramón Emilio Carrasquilla Peña.
Nació en Amalfi, en el hogar constituido por Fructuoso García y Teresa Bustamante. La vena musical la heredó de su padre, quien con un hermano conformó el dueto de los Hermanos García, que amenizó las noches bohemias del nordeste antioqueño a finales del siglo XIX y principios del XX. A los 7 años cogió por primera vez una guitarra a la que ese mismo día le sacó la melodía del coro del Himno Nacional. Cuando le vieron sus dotes, contó en un principio con el respaldo familiar para aprender a tocar este instrumento. Días más tarde su señor padre le prohibió su uso y aprendizaje por temor a que no estudiara y terminara como un bohemio. No obstante a los 11 años don Camilo García era un docto en el manejo de la guitarra.


“Once años de edad tenía cuando me vi en la necesidad de abandonar el hogar paterno. Una mañana de un día cualquiera del año de 1921, con dos centavos en el bolsillo y con lo que tenía puesto como equipaje, salí del pueblo por los lados de El Zancudo, sin saber para dónde me dirigía; caminé por el sendero que conduce a la estación Porcecito del Ferrocarril de Antioquia. Pidiendo como pordiosero, cantando en las posadas del camino; fue una odisea que no quisiera recordar, pero que afianzó mi carácter y mi personalidad. Ocho días después llegaba a Medellín” (Entrevista concedida a Don Carlos E. Serna y publicada en su libro “El Dueto de Antaño. Su vida y su obra”).

Inicialmente el compositor se consiguió los primeros pesos para subsistir en Medellín haciendo mandados en Guayaquil y cargando la maleta de los viajeros del tren. Luego alquila una pieza por los lados de La Toma y cerca consigue trabajo en la empresa Coltejer, donde labora tres años, hasta la edad de los 15. Durante esta época recibe educación en la Rémington sobre contabilidad y mecanografía y en la Escuela de Bellas Artes sobre solfeo. Una enfermedad de su señora madre lo obliga a renunciar y a viajar nuevamente a Amalfi, donde se encuentra con la desagradable sorpresa de su padre viajero en búsqueda de trabajo y fortuna. Sobre los hombros del niño Camilo quedaron su madre y ocho hermanitos menores. En la banda municipal aprendió a tocar clarinete y perfeccionó sustancialmente su manejo de la guitarra. Con varios amigos creó un quinteto musical que se componía de clarinete, trompeta, lira, tiple y guitarra. Fue verdaderamente el inicio de su carrera musical. Entre 1925 y 1929 le tocó desempeñar trabajos muy duros. Aprendió a pegar ladrillo en las construcciones, a empedrar, a hacer tapias de pisón, a emboñigar, a decorar con el hisopo y cal las casas, entre otras cosas. Luego de validar su bachillerato es vinculado al Departamento como educador en la vereda El Tigre, de allí pasa a la Escuela Urbana de su pueblo natal y después de seis años entre uno y otro lugar es trasladado a la ciudad de Medellín a laborar en la escuela “Joaquín Antonio Uribe”. Treinta y tres años después, en 1962 renuncia para obtener su jubilación.

Su labor como cantante la inició como solista en la emisora Ecos de la Montaña. Luego conformó el Dueto Incógnito; más tarde, el Dueto Rival, con Alfredo Pérez, de quien se separó en 1939 para formar un dueto mixto con Chava Rubio, llamado García y Rubio, que duró hasta marzo de 1941 cuando el 14 de de ese mes y año se une a Ramón Emilio Carrasquilla Peña para crear el irremplazable Dueto de Antaño que permaneció en el escenario nacional hasta la muerte de Ramón, el 7 de junio de 1982.

Se casó con doña Teresita Martínez, hogar donde nacieron Jaime, William, Nelly, Emilse, Byron, Miriam, Dalia, Geovanny y Elkin.

Cientos de pasillos, bambucos, valses, corridos, tangos y varios géneros musicales tienen su música. Entre otros, los bambucos: Corazón antioqueño, Bajabas de la montaña, Arrullo moreno, Remembranza, Rumores de oración, Alma; y los pasillos: Lágrimas, Corónate de flores, Debemos separarnos, Destino (con letra de Julio Flórez), Ondas viajeras y Tú lo ignoras.

Tienen la palabra nuestras autoridades regionales y locales (Medellín y Amalfi) para rendirle el homenaje que Camilo García merece.

Publicado por:
El mundo

martes, 24 de marzo de 2015

JUAN ARVIZU -Momento Romantico


Incendio en el costado norte del Parque de Berrío el 27 de marzo de 1916. Sobre la Calle Boyacá.

Autor: Benjamín de la Calle.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Otra Portada.

LADO A
1.-UNA NOCHE MAS  -Alfredo Sadel
2.- MIENTES  -(Daniel Pérez Arcaráz)
3.-RESPETA MI DOLOR  -(Marcela Galván)
4.-CUANDO TU ME OLVIDES  -(Maruja Pacheco Huergo)
5.-PORQUE ME ENGAÑAS  -(Esther Aguirre)
6.- INCOMPARABLE (Manuel Barros –Ángel Cabral)

LADO B
1.- SABOR A MI  -(Álvaro Carrillo)
2.-CONFIADA  -(Pedro Colmenares B.)
3.- GEMA  -(Chucho Cisneros)
4.-TROVA DE AMOR  (Raymundo Acevedo)
5.-CUANDO LLORA UNA MUJER  -(Rafael Velich-Hugo Zamora)

6.-.QUISIERA SER  -(Mario Clavel)




CONFIADA


GEMA


CUANDO LLORA UNA MUJER


A principios del siglo XIX surge la época de romanticismo que rompió con las reglas establecida por los clásicos en la composición y estilo, estos fueron vencidos por los nuevos autores que se libraron de la influencia de aquellos.

Sus principales cultivadores en Alemania fueron: Schiller, Herder y Goethe; y en Inglaterra Lord Byron y Walter Scott, en Francia tuvo su máximo apogeo el romanticismo en el primer tercio del siglo antes dicho, su principal precursor fue Juan Jacobo Rosseau. y uno de sus principales iniciadores fue Chateaubriand.

Quien no recuerda Lamartine, a Musset, a Jorge Sand, Dumas, Balzac y tantos que podrían nombrarse.


España contó entre sus románticos a Martínez de la Rosa, a Espronceda, que cantó románticamente a Teresa; a don José Zorrilla, al Duque de Rivas, a García Gutiérrez y a Bretón de los Herreros.

México se sumó a ése movimiento y nos encontraremos entre los románticos de ésa época con los nombres de R. Galván, José Joaquín Pesado, Díaz Cobarrubias, Altamirano, Manuel Acuña, cuyo Nocturno a Rosario está impregnado de un maravilloso romanticismo; Orozco y Berra. Díaz Mirón. Pero México lo perdió poco a poco sepultado bajo el peso de sus rascacielos y desterrando de su ambiente sus verbenas, sus serenatas, sus típicos paseos y su música romántica fue arrollada por las estridencias del Rock and Roll y del Twist, hoy la radio y la televisión así como los escenarios de nuestros coliseos, son absorbidos por estos ritmos importados que han matado la buena música en México, esperamos que la canción romántica surja algún día como el ave Fénix de entre sus cenizas.

Poco a poco han desaparecido los románticos, pero aún quedan intérpretes como. Juan Arvizu, que no ha podido aceptar el esnobismo imperante y que no olvida que su éxito y su gran popularidad se debe a su eterno romanticismo; el tenor de la voz de seda, como popularmente se le conoce, es uno de nuestros cantantes que mayor repertorio tiene, 3000 canciones forman el acervo de su repertorio. Arvizu con su peculiar estilo, con su magnífica escuela de canto y con la selección que ha hecho de las canciones, tanto de autores nacionales como extranjeros, ha recorrido en triunfo. Norteamérica. Centro y Sudamérica y las Antillas. Ha sido objeto de grandes distinciones por los gobiernos de los países que ha visitado y la crítica se ha volcado en elogios para nuestra distinguido cantante.

La familia de Juan Arvizu ha heredado de su padre su inclinación a la buena música, muchas veces el amor del hogar, sus hijos y sus esposas escuchan con deleite los discos más famosos que gravara el tenor de la voz de seda.

Hemos seleccionado en este Long-Play doce de sus mejores canciones, ellas son: "UNA NOCHE MAS”. "MIENTES”, "RESPETA MI DOLOR”. "CUANDO TU ME OLVIDES”, "PORQUE ME ENGAÑAS”, “INCOMPARABLE”, en esta canción se ensalza hasta la sublimidad del amor a la madre, no hay amor con el cual pueda compararse, ya lo dijo el poeta:: “...UNA MADRE LA DA DIOS Y NADIE LA VUELVE A DAR…

Los seis restantes canciones son: “SABOR A MI”, “CONFIADA", “GEMA”. “TROVA DE AMOR”, “CUANDO LLORA UNA MUJER” y “QUISIERA SER”, todas llevan el sello del ultimo romántico de México, Juan Arvizu.