domingo, 19 de abril de 2015

LUIS AGUILAR -MARÍA ALEJANDRA -De Pies a Cabeza.

Tranvía a su paso frente al Edificio Olano en Boyacá con Bolívar, Parque de Berrío en 1925.

Autor anónimo

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.


LADO A
DE PIES A CABEZA   -(Rafael Ramírez) Ramms
YA ME TOCO  -(Edilio Hinojoso) Ramms
DAGA CLAVADA -(Edilio Hinojosa) Ramms
LA PUNZADITA  -(Mario R. de Hoyos) Ramms
LA JOVEN MANCORNADORA  (Gabriel Rodríguez)

Lado B
DEUDA (Luis Marquetti)
VENENO MALDITO  (José Torres) Ramms
DESEO DE AMOR (Boni Collazo)
NADA PERDIMOS  (Pepe Albarran) Ramms

EL PAJARILLO  (D.A.R.)




DEUDA


EL PAJARILLO


DESEO DE AMOR


Luis Aguilar: el recuerdo de 'El Gallo Giro'

Era Luis Aguilar, Un joven aspirante a cantante ranchero, iba con frecuencia al Cine para ver las películas de Jorge Negrete y Pedro Infante y soñaba con ser como los dos grandes ídolos sin saber que lograría cristalizar ese sueño y hasta trabajaría con las dos máximas figuras mexicanas.
Nacido en Hermosillo, Sonora el 29 de enero de 1918, Luis Aguilar Manzo, iba con frecuencia a los cines de su barrio y repetía hasta tres o cuatro veces la misma película donde aparecería Jorge Negrete "El Charro Cantor", hasta que se aprendía de mejoría las canciones y la forma de actuar del gran cantante.

Tampoco dejaba pasar la oportunidad de disfrutar las películas de Pedro Infante que no había alcanzado la fama que lo convertiría en el "Ídolo del Pueblo", pero ya comenzaba a hacer conocido entre los asistentes a los cines de barrios.

Un día, viajó a la Ciudad de México con la intención de ser actor y luego de varias dificultades logró que le dieron oportunidades sin que trabajar como charro, incluso, hizo una película con otros aspirantes a estrellas como la guapa Miroslava y Jorge "Che" Reyes en una cinta sobrenatural.


Un día, el director y productor Rodolfo de Anda, buscaba en 1945 un cantante nuevo que interpretara rancheras en la película "El Gallo Giro", y que pudiera ser sombra del Charro Cantor y del Ídolo del Pueblo que arrastraban las masas.

Fue así que pensó en Luis Aguilar quien se vistió por primera vez de charro y cantó rancheras con su timbrada voz varonil, la película fue todo un éxito y así nació a la fama "El Gallo Giro", quien empezó a filmar cintas campiranas de mucho éxito.

Incluso, la RCA Víctor lo llamó para ser artista exclusivo y aunque no le gustaba grabar canciones, accedió a ello pero fueron pocas las interpretaciones que el cantante sonorense dejó en los acetatos de vinil porque además se sentía decepcionado porque se vendían más los discos de Jorge Negrete y Pedro Infante que los suyos.

El director Ismael Rodríguez invitó al cantante sonorense a trabajar con Pedro Infante en las películas "A Toda Máquina", y "Que Te Ha Dado Esa Mujer", películas de enorme éxito y que le permitieron al "Gallo Giro", mantener su imagen en las futuras generaciones ya que constantemente la pasan por televisión.

A pesar del mano a mano, la simpatía natural y el carisma de Pedro Infante superó al "Gallo Giro", que dio bastante pelea pero le faltaron canciones más a modo para lucir su voz y hacerlas populares en las dos películas que ambos filmaron juntos.

Pero cuando vino la oportunidad de trabajar con su amigo y admirado Jorge Negrete en "Tal Para Cual", exigió que sea un mano a mano sin favoritismo para nadie, así que los dos se acoplaron perfectamente para logar una simpática cinta aunque la gran personalidad del Charro Cantor y su voz potente y sonora destacaba en todo momento sobre "El Gallo Giro".

En 1953, muere Jorge Negrete, así que Luis Aguilar pensó que era su oportunidad de ocupar su lugar y disputar la fama con Pedro Infante, sin embargo, en 1954 aparece Miguel Aceves Mejía quien despunta rápido y se convierte en la sombra del Ídolo de México haciendo a un lado al "Gallo Giro".

En 1957, muere Pedro Infante, y nuevamente "El Gallo Giro" tuvo una segunda oportunidad para ocupar su lugar en el gusto del público pero la aparición de Javier Solís "El Rey del Bolero Ranchero", lo terminó por arrinconar.

En los años 60s, Luis Aguilar, luchaba para mantenerse en el gusto del público compitiendo con Javier Solís y Miguel Aceves Mejía y surge Antonio Aguilar "El Charro Mexicano", y para los años 70s los años ya le habían venido encima y aparece Vicente Fernández que se convierte en el ídolo del momento.

Se casó con la actriz Rosario Gálvez con quien tuvo dos hijos, uno de ellos se suicidó accidentalmente de un balazo a los 18 años de edad cuando descubrió la pistola de su padre que estaba cargada lo que fue un duro golpe para "El Gallo Giro".

Al amanecer del 23 de octubre de 1997, Luis Aguilar, "El Gallo Giro", fue sorprendido por la muerte mientras dormía al sufrir un fulminante ataque al corazón, la noticia de su fallecimiento fue dada a conocer por la televisión y radio en el país y los actores asistieron a su funeral y a su entierro para despedir a su amigo y compañero.
Fuente:
Yucatanahora
Noviembre • 2010

sábado, 18 de abril de 2015

JOHNNY ALBINO Y SU TRIO SAN JUAN (Fuentes) -Vol.4 -16 Exitos

Costado norte del Parque de Berrío en 1925. Edificio Olano, Edificio Hernández, Edificio Gutiérrez y Edificio Echavarría.

Autor: Melitón Rodríguez Márquez.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.


Lado A
ESCRIBEME Castillo Bustamante       2.33      Bolero
EL RELOJ Roberto Cantoral    2.35      Bolero
BRUJERIA Calixto Vareta        2.55      Guaracha
ES MI REINA (Quién es?)  Adolfo Salas          2.22      Bolero
LA POBREZA Julio Buitrago   3.17      Merengue
TU ME ENSEÑASTE A QUERER  D. en D. 2.45            Bolero
EL MOCHILON   Pacho Galán  2.48      Porro
ODIO EN LA SANGRE   -Nelson Navarro  -Johnny Albino con Orquesta         2.59      Bolero

Lado B
1 ESPINITA  -Nico Jiménez     240       Bolero Rítmico
2 QUE CAMINAO.  -Alvarado   2.20      merengue
3 TRES AMORES   -G. y M. Monreal    3.14      Bolero
4 NO PIERDAS ESE DISCO   -Mario de Jesús 2.55      Bolero
5 BORRACHO NO VALE   -Pedro Flórez          2.55      Guaracha
6 CARIÑITO PARA TI   -D. en D.          2.38      Bol. Mambo
7 DELIRIUM TREMENS   -D. en D.       2.35      Bolero

8 LA PRIMAVERA   -Alberto Fernández           3.05     Merengue





ESCRIBEME


EL RELOJ


EL MOCHILON

Es gratísimo escuchar la música romántica interpretada por un dueto, un solista o un trío, principalmente este último porque se le saca mayor provecho y se siente una mayor emoción. Y si esa música se escucha a la medianoche a manera de serenata, en una ventana enamorada, es muchísimo más placentero y se produce una mejor sensación. Además, cuando esas melodías puramente románticas se escuchan en las voces y guitarras de Johnny Albino y su Trio San Juan, es más grato y se experimenta una profunda complacencia.

Claro que la música romántica suena muy bien al anochecer o al amanecer o también en las horas del día. Para oír esa dase de melodías no existe horario determinado. Y si es para darse gusto y regusto con las páginas interpretadas por el ya mencionado trío de Johnny Albino, pues el asunto es a otro precio, porque este notable músico puertorriqueño es toda una tradición dentro del género y goza de merecido prestigio no sólo en su natal Puerto Rico del alma, sino en otras naciones en donde ha penetrado con su música para deleite de multitudes.

Johnny Albino o Juan Antonio Albino Ortiz, nació en San Juan de Puerto Rico el 8 de diciembre de 1919, o sea que a partir del próximo mes de la parranda comenzará a ser septuagenario, siempre que llegue a esa fecha sin ningún contratiempo. Además de tener su propio Trío San Juan, en el cual ha permanecido mayor tiempo, también perteneció al famoso trío Los Panchos, en el que estuvo por espacio de una buena temporada, la suficiente para adquirir mayor nombradla de la que tiene.


Con Alvarado y con Olá, en un año ya lejano, configuró el Trío San Juan, que lleva ese nombre en honor de la tierra que los vio nacer, crecer y constituirse en músicos de prestigio internacional. En cuanto a se refiere al repertorio propiamente dicho, el asunto es a otro cantar porque lograron imponer una serie de páginas musicales que les abrió el camino para llegar a grabar una serie de elepés con los cuales llegaron a muchos países y abrieron el camino del triunfo. Lo abrieron de tal manera que se constituyeron en uno de los mejores tríos de Puerto Rico en mucho tiempo, y justo de una tierra que produjo numerosos y buenos tríos. Y los continúa produciendo.

Cuatro elepés publicados en anterior ocasión por DISCOS FUENTES, con versiones a cargo del Trío San Juan de Johnny Albino, significan la difusión de una serie de páginas musicales con las cuales se les ha brindado emoción a muchísimas gentes, primordialmente a las gentes enamoradas. Y seguramente muchas amas de casa recordarán sus tiempos de noviazgo, lo mismo que sus felices novios evocarán gratos momentos vividos son otros tiempos. De manera que estos 16 éxitos incluidos en este elepé de FUENTES, con boleros muy bien seleccionados, sirven no solamente para recordar, sino para deleitarse, regocijarse y regodearse con la bella música romántica por excelencia.

Pero además del romance, este elepé fue combinado con algunas melodías de otro corte como guarachas, merengues, bolero rítmico, bolero mambo y un porro del compositor colombiano Francisco de Asís Galán, el mismísimo Pacho Galán del Atlántico, fallecido el 21 de julio de 1988. Finalmente, diremos que se lucieron con la programación de este interesantísimo elepé, con el cual se le da gusto a incontable número de personas admiradoras de Johnny Albino y su Trío San Juan. iQue lo gocen!

CARLOS E. SERNA S.

viernes, 17 de abril de 2015

HERMANOS MARTINEZ GIL -La Inspiración de Guty Cardenas


Panorámica del Parque de Berrío tomada desde el Edificio La Fama situado en la esquina suroriental en 1925. Banco Republicano, Edificio Gutiérrez y Edificio Echavarría.

Autor: Melitón Rodríguez Márquez

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.


LADO 1
Y MIENTRAS MAS  -(Guty Cárdenas)
YO QUIERO SER  -(Guty Cárdenas - R. López Méndez)
UN RAYITO DE SOL  -(Guty Cárdenas - Padrón López)
A QUE NEGAR  -(Guty Cárdenas - A Plaza)
FLOR  -(Guty Cárdenas)
PEREGRINO DE AMOR  -(Guty Cárdenas)

LADO 2
ORGULLO  -(Guty Cárdenas)
GOLONDRINA VIAJERA  -(Guty Cárdenas - R L. Menjil)
PARA OLVIDARTE A TI  -(Guty Cárdenas)
OJOS TRISTES  -(Guty Cárdenas - A. Alfaro)
QUISIERA  -(Guty Cárdenas - R López Méndez)

NUNCA  -(Guty Cárdenas - R. López Méndez)





ORGULLO


YO QUIERO SER


PEREGRINO DE AMOR

Mérida... legendaria... adorada... musical... blanca... Yucatán, lejana tierra dueña del más puro y mis sutil temperamento artístico... Poesía, guitarras, Guty Cárdenas llenando plenamente las siete letras de su blanco nombre...

Carlos y Pablo Martínez Gil, trovadores puros, cancioneros de siempre, consentidos y admirados, favoritos de todos los tiempos y de todos los públicos, creadores indiscutibles de lo siempre bello, artistas vera cruza nos que dejaron ya en su paso por la vida, lo que nunca se olvida; sus canciones y su inigualable manera de cantarlas...


Dueños absolutos de la satisfacción que deja el saber que la misión encomendada se ha cumplido, Carlos y Pablo en compañía de Pablo Martínez Gil jr., pidieron a la dirección artística de la RCA Víctor Mexicana, grabar un disco de larga duración que llevara en su contenido, únicamente canciones nacidas de la inspiración privilegiada de Guty Cárdenas y así fue como para fortuna de quienes amamos la tradición musical de Yucatán, ahora podamos tener para siempre y en su más alta expresión las canciones más conocidas y queridas: “Flor", "Golondrina”, "Ojos Tristes”, “Nunca”, "Rayito de Sol”, “Peregrina”, y también algunas que por primera vez han sido grabadas, "Como”, "Y mientras más Orgullo”

Estas canciones inmortales en las voces y guitarras también inmortales de los Hermanos Martínez Gil, las entregamos a usted en este álbum que cariñosamente hemos formado con el fin de llevar a todos los rincones del mundo, la música bella y de la hermosa y blanca Tierra del Faisán y del Venado, para que se quede ya y para toda la vida, como fiel representante del sentir popular del adorable pueblo de Yucatán, pedazo de nuestra tierra que siembra en su música y sus compositores, la semilla de lo inolvidable.

jueves, 16 de abril de 2015

CANTARES DE COLOMBIA -Vol 5 -En los Cielos de America


Costado norte del Parque de Berrio en 1922. Edificio Olano, Edificio Hernández, Edificio Gutiérrez y Edificio Echavarría.

Autor: Francisco Mejía

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.


LADO 1
1- PORQUE REGRESAS TU  -(El Limonar)  -Rafael Barros
2- QUISIERA SER -Mario Clavel
3- FULGIDA LUNA  -Eduardo Serrano
4- DONDE ESTAS CORAZON  -Luis M. Serrano - A. P. Berto
5- MI RANCHITO  -F. Valdez Leal
6- LA TARDE ERA TRISTE  -Del Folklor

LADO 2
1- ARROYITO  -Agustín Lara
2- SERENATA  -Juan Clímaco Vélez - Carlos Vieco
3- ROMANCE DE MÍ DESTINO  -Abel Romeo Castillo - Gonzalo Vera
4- PUESTA DE SOL  -Miguel Ángel del Rio - Carlos Vieco
5- POR QUE HAS VENIDO  -Luis Martínez Serrano

6- LLAMANDOTE  -Alex Braw





DONDE ESTAS CORAZON


MI RANCHITO


ROMANCE DE MI DESTINO

A petición popular, y ante la insistencia internacional, el grupo coral CANTARES DE COLOMBIA, interpreta en este disco, el quinto de su sensacional historia, melodías de tipo internacional,

Y seleccionamos canciones de gran sencillez y de amable romanticismo que estuvieran además, vinculadas a distintos países del continente americano.

De algunas inclusive se ha llegado hasta confundir la nacionalidad, a fuerza de andar en labios de las gentes de lugares t donde llegaron un día para quedarse.

Es el caso por ejemplo de ‘‘Dónde Estés Corazón”, nacido como tango argentino, como que su música es original de Augusto P. Berto, una de las figuras legendarias del ambiente porteño, cuya orquesta estuvo entre las primeras que llevaron el lujurioso ritmo de los arrabales a las calles del centro de Buenos Aires. Luís Martínez Serrano es el co-autor de Berto. Martínez Serrano, español de nacimiento, vivió mucho tiempo en Chile y como chileno lo consideran algunos. Sin embargo “Dónde Estás Corazón” ha sido señalada en muchas ocasiones como “canción yucateca”, al igual que “Por qué has venido”, del mismo maestro Martínez Serrano, que fuera, uno de los grandes éxitos de la antigua orquesta típica Tejada que hizo furor en el México de los años 20.


O el caso de “Porque Regresas Tú”, compuesta originalmente por el compositor cubano, recién llegado de París, Rafael Berros, para la película “Ahora Seremos Felices”, la cual protagonizó Juan Arvízu, y que fue hecha casi toda a base de canciones de Rafael Hernández; por eso a Hernández se le atribuyó también un tiempo, “Porque Regresas Tu” fue revivida en Colombia, cuando se había casi olvidado la interpretación de Arvizu por el Dueto Garzón y Collazos. Ellos la rebautizaron, de acuerdo con el público, como “El Limonar” y ahora es difícil convencer a la gente de su auténtica historia. Muchos la tienen como canción colombiana.

“Fúlgida Luna” en cambio, como que si es de origen colombiano. Jorge Añez, famoso cantor criollo, quien la grabó hace años a dúo con Alcides Briceño, dejando bien claro en las etiquetas que se trataba de un “pasillo bogotano" de autor anónimo, asegura que los caraqueños no tienen derecho a incorporarla a su acervo. Pero también es un hecho que “Fúlgida Luna" vivió más tiempo en Caracas, como tema insustituible de serenatas, como favorita de sus cantores tradicionales, que en Bogotá, a donde después de años de olvido, regresó interpretada por los más brillantes cantores venezolanos. Así que a Caracas, sin remedio, pertenece.

En cuanto a “La Tarde Era Triste”, también algunos han querido situarla en el cancionero nacional. Pero en los discos más antiguos que conocemos de este hermoso número, figura indiscutiblemente como “canción chilena” o como “danza mexicana”, sin que al fin hayamos podido situarla exactamente. En todo caso, para nosotros, está entre Chile y México su país de origen.
Con “Llamándote” nos acercamos más a los tiempos presentes. Esa sí es, sin lugar a dudas, de Puerto Rico. En los alrededores de 1952 y 1953 se convirtió en un hit continental. Tiene el acento sentimental de las canciones viejas, enamoradas y dulces. Un poco posterior es el “Arroyito” con el cual Agustín Lara se acercó mucho a las melodías terrígenas impregnándole un aire de criolla evocador de las melodías yucatecos.

"Mi Ranchito” pertenece a la época de oro de la canción mexicana “fronteriza", cuando llegaban por montones a nosotros en interpretaciones inolvidables de Las Dos Marías, de Pepe y Juanita, de Lidya Mendoza y de Valente y Cáceres, melodías que de inmediato se incorporaban a la lista de las favoritas. Y "Quisiera Ser”, la más joven de todas, llegó a ser en un momento la “guaranía” modelo, representante internacional de la canción paraguaya, a pesar de firmarla un argentino; Mano Clavell,

Colombia está representada en este disco por un aire que no se considera propiamente “folklórico”, pero que tuvo mucha vigencia hace años. Se bailaba suavemente y se cantaba en serenatas, la “danza”. Carlos Vieco compuso dos de las mejores y más populares, sobre versos de inolvidables representantes de la bohemia medellinense: el periodista Juan Clímaco Vélez y el dibujante Miguel Ángel del Río. “Serenata” y “Puesta de Sol” han sido poco difundidas, pero merecen conocerse.

Un abrazo a los pueblos hermanos en canciones que son de todos, como la esperanza.

miércoles, 15 de abril de 2015

BOLEROS Y GUITARRAS -Vol. 1 (Preludio)


Parque de Berrío en 1922. Estación de los coches de punto, llamados victorias, en el Parque Berrio; este era el centro o estación principal del tranvía Municipal que favoreció el transporte a la periferia contribuyendo al desarrollo urbanístico de Medellín.  Edificio Olano y Edificio Hernández.

Autor: Manuel Lalinde

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.



LADO 1
1. QUEDATE CON TU DINERO -Quintero León y Quiroga  -TRIO SANTURCE
2. VUELVE  -Hermanos Martínez Gil  -LOS HERMANOS MARTINEZ GIL
3. HASTIO   -Agustín Lara   -TRIO DALMAR -Roberto Pereda - Ramón Betancourt Álvaro Dalmar
4. BENDICION CELESTIAL  -William González  -LOS TRES (Luis-William-Tato)
5. UN SOLO CORAZON   -García López  -TRIO VEGABAJEÑO  -F. Álvarez - De Jesús - Maduro
6. ADVERTENCIA   -Pedro Flores   -LOS ALBINOS

LADO 2
1. DULCE ANHELO  -A. I. Fonfrias - L. Marquetti  -LOS TRES  Luis-William - Tato
2. NO ME DIGAS ADIOS  -Mario Chacón  -LOS TICOS
3. YO FUI LA CALLEJERA M. de Jesús - C. Crespo  -MARIA L. HERNANDEZ (La India) y el Trío La Rosa
4. QUE ME CASTIGUE DIOS  -Ernesto Fernández  -TRIO SANTURCE
5. GOTITAS DE DOLOR  -Julio Rodríguez Reyes  -JULITO RODRIGUEZ Y SU TRIO
6. TU, TU Y TU   -Luis Morales   -MARFIL





QUEDATE CON TU DINERO


VUELVE


GOTITAS DE DOLOR

De los años de oro de los grandes tríos vienen las melodías que este disco contiene para estimular el recuerdo.

Son temas que obtuvieron inmensa popularidad y que por una u otra causa se fueron quedando sin acceder a la gloria del long play, por lo menos entre nosotros.

En el Trío Santurce se puede observar una indudable influencia del Trío San Juan, de su estilo y de su repertorio. Las canciones fueron hits de proporciones mayúsculas en la década del cincuenta y pertenecen al gustado estilo de bolero moruno.

"Vuelve” fue el primer disco que grabaron los después celebérrimos Hermanos Martínez Gil. Habían llegado poco antes de la provincia para conquistar las marquesinas de un Distrito Federal que comenzaba a vivir la tremenda fuerza de su radiodifusión. Y llegarían a convertirse en uno de los símbolos de la ciudad romántica.

El colombiano Álvaro Dalmar obtuvo grandes triunfos en el Nueva York latino con un trío de especiales características vocales que aquí volvemos a admirar con una grabación realizada cuando su primera voz era el cubano Roberto Pereda, después solista importante.

El trio portorriqueño de Los Tres nos trae la versión original de “Bendición Celestial” que nació así, como pasillo portorriqueño, pero que entre nosotros popularizaron Los Romanceros como bolero. Tampoco es bolero, sino vals - y constituye una de las dos excepciones del programa - el “Un solo Corazón” que nos canta uno de los mejores tríos que ha tenido el continente y que nació poco antes de que surgiera la explosión revolucionaria de Los Panchos: el Vegabajeño.

Los Albinos forman uno de los mejores tríos que ha tenido Colombia como lo demuestra la sensacional versión de “Advertencia” que aquí nos muestran. Manuel Chacón es uno de los más importantes compositores costarricenses. En los albores de su carrera estuvo en Colombia, triunfó con el Trío Los Ticos y uno de sus éxitos regresa en este viaje a las recordaciones, en el cual gozamos también con el Trío La Rosa y su sensacional contestación a “La Callejera” que vocalizó con emoción “La India” María Luisa Hernández, una de las más cotizadas vocalistas de la Habana de antes. Con una histórica intervención de Julito Rodríguez, de recordada actuación junto a Los Panchos. Y con aquel suceso de Marfil y Morales, un ducto en donde nuestro compatriota Marfil hizo valer sus condiciones de músico y cantante de grandes aciertos.

Canciones todas dignas de conservarse, de volver a escuchar emocionadamente las que regresan con esta colección que continua el rescate de grandes obras del cancionero popular que se ha propuesto PRELUDIO y frente al cual repetimos nuestros agradecimientos a los coleccionistas que lo han hecho posible: Gastelum Martínez de los Estados Unidos, Mauro Osorio, Jesús Arboleda, Héctor Giraldo, Israel Álvarez y otros del país, y a toda esa multitud de discómanos que están pendientes de nuestras producciones.

HERNAN RESTREPO DUQUE

martes, 14 de abril de 2015

LO MAXIMO DE LA MUSICA ANTAÑONA -Vol.3

Costado norte del Parque de Berrío en 1922.  Edificio Olano, Edificio Hernández, Edificio Gutiérrez, Edificio Echavarría y Edificio Constaín.

Autor: Manuel Lalinde.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América.


01 El sauce - Ramón carrasco (02:46)
02 No me recuerdes - Alcides Briceño y Héctor de Lara (03:03)
03 Medallita - Ospina y Martínez (03:09)
04 El Boulevard de la desilusión - Los estudiantes Rítmicos - canta Oscar Castillo (02:44)
05 Atardecer - Valente y Cáceres (03:15)
06 Jalisco Nunca pierde - Lorenzo Barcelata y su trio Calaveras (03:03)
07 Chacha Chachita - Los trovadores Tamaulipecos (02:50)
08 La ley de la compensación - Los Trovadores del Cuyo (02:37)
09 Son cosas de la vida - José Bohr y Carlos Molina (02:32)
10 Serrana - Ospina y Martínez (02:32)
11 Coplas del rancho grande - Los Porteños (02:33)

12 Rio que pasas llorando - Briceño y Añez (02:42)





EL BOULEVARD DE LA DESILUSION


SON COSAS DE LA VIDA


EL SAUCE

Los Estudiantes Rítmicos

La fuerza estudiantil tuvo desde la década de 1920 una categoría distinta en la sociedad. Los jóvenes eran vistos como una energía nueva, colorida, romántica y rebelde, que representaba los cambios y señalaba dónde estaban las vanguardias en las artes. En la música ocurrió de la misma manera: Mientras en 1937 en la Universidad Católica despuntaba el más famoso de los cuartetos vocales de folclor mediatizado, Los Huasos Quincheros, desde la Universidad de Chile aparecería en 1939 uno de los primeros experimentos de música pop de la historia. Una agrupación que respondió al nombre de Los Estudiantes Rítmicos, con repertorio abierto de boleros, valses, corridos, polkas y foxtrots y todo tipo de expresiones musicales de impacto. Su espíritu fundamental estuvo en la asociación de ambos conceptos: energía juvenil y ritmo popular.

Convocados y dirigidos por el joven compositor y estudiante de ingeniería civil José Goles (n. 1917), la agrupación rescataba la tradición de las estudiantinas de fines del siglo XIX (con bandurrias, mandolinas y guitarras), pero además integraba instrumental de orquesta característica como el piano, el acordeón y el violín. Un efecto sonoro que le dio a los Rítmicos un caracter muy moderno en sus 35 años de vida activa (sólo interrumpida entre 1957 y 1968). Principalmente en el primer período, el conjunto llegó a convertirse en la máxima atracción de las nuevas audiencias radiales, con giras multitudinarias, centenares de grabaciones para RCA Victor, volumen de ventas en Latinoamérica, gran figuración mediática y una canción que sobrepasaría los límites del tiempo para entrar en el cancionero popular histórico: "El paso del pollo", el primer foxtrot chileno de que se tenga memoria.


José Goles pertenecía a una familia de inmigrantes yugoslavos que se instalaron en Antofagasta en los comienzos de 1900. Él y su hermano Ivo Goles (n. 1919) tuvieron una niñez musical, ya que vivían entre los pasillos y salones del hotel que sus padres regentaban en el puerto nortino y al que arribaban todas las compañías europeas de ópera, ballet y teatro. La música estaba presente 24 horas por día. Se adiestraban en el piano clásico y aprendían además las claves de los instrumentos folclóricos de su madre patria: el brach o la bizernica eslavos. Cuando los hermanos José e Ivo viajaron a Santiago para estudiar en la Universidad de Chile traían estos sonidos bien adheridos. Y los incorporaron a su primera y única agrupación de música popular: Los Estudiantes Rítmicos.

Entre los carnavales universitarios de fines de los años '30, José Goles era un personaje reconocido en todas las facultades de las carreras "duras". También entre las carreras "blandas". Organizaba a los alumnos y producía fiestas universitarias, carros alegóricos y semanas mechonas. Así convocó a un grupo de amigos para integrar la Orquesta Sincrónica, agrupación de choque con la bandera de las ingenierías, que reaccionó rápido ante el Coro Afónico creado por las pedagogías. Era 1938, José Goles tenía 20 años y encabezaba las veladas bufas del circo universitario con su sui generis orquesta. En 1939 la humorada universitaria se convirtió en la primera formación de Los Estudiantes Rítmicos, el grupo que desde el interior de Beaucheff y sin ponderar su impacto en el futuro cercano, saldría a la plaza pública, a las radios, a las revistas y a los escenarios de todo Chile.

Llega el pollo desdichado
La versión 1939, una de las más famosas, fue un septeto con fuerte presencia de músicos aficionados de origen yugoslavo. Estaban los dos Goles, José (piano y acordeón) e Ivo (brach). Además, Jorge Razmilic (bizernica), tal como Ivo, estudiante de construcción civil. Y los descendientes de italianos, de ingeniería civil y pedagogía, Jorge Corradi (guitarra), Enrique Colsani (violín y mandolina) y Nicolás Ferraro (bajófono). Este instrumento marcó cierta línea de acción de unos Estudiantes Rítmicos siempre abiertos a experimentar con humor. El bajófono era un sustituto del contrabajo, un producto de lutería amateur que causaba gracia entre el primer público estudiantil del conjunto.

El séptimo hombre fue el estudiante de medicina Oscar Castillo, la primera marca vocal del conjunto. Un solista de timbre cálido y vibrato muy especial, que destacó entre una época de grandes cantantes populares (Arturo Gatica, Armando Bonansco, Hilda Sour) y que llegó a ser tentado para incorporarse a una orquesta característica bonaerense, oferta que Castillo rechazó. De su autoría aparecen piezas del repertorio clásico de Los Estudiantes Rítmicos: el vals "Lunita" o el baión "Solo solito".

En 1939, durante un ensayo en la casa de calle Ejército donde funcionaban los Rítmicos como base de operaciones, se produjo el milagro: José Goles cebaba un mate. Se separó momentáneamente del ensayo grupal para ir a la cocina y recargar su amargo. Cuando volvió tenía las líneas precisas de un éxito pop que terminó llamándose "El paso del pollo" (pero que el gran público conoció como "El pobre pollo"). Era un foxtrot simple, directo y saltarín, obtenido de ritmos ragtime norteamericanos como "Tiger rag" ("El paso del tigre"), melodía popularizada inicialmente por el famoso trompetista de Nueva Orleáns, Louis Armstrong ("y el pobre pollo enamorado / llora su pena desengañado / de la gallina Francolina / que puso un huevo en la cocina" […] ). Un hit que presentaron masivamente por primera vez a través de la señal de radio del Pacífico, contratados por Donato Román Heitman, junto con el exitoso vals de Ivo Goles, "Volando voy", que llegó a vender 200 mil copias en la región.

El escritor José Miguel Varas, testigo presencial del momento más exitoso del conjunto estudiantil, recuerda en sus textos el impacto nacional producido por la grabación de "El paso del pollo", como una absoluta saturación sonora del espacio: "[…] melodías y canciones que las radios tocaban varias veces al día y que se escuchaban y tarareaban incasablemente durante semanas y meses hasta tener al país entero 'aguitarrado'", (la expresión que se utilizaba entonces para describir a quien era incapaz de dejar de tararear una melodía durante largo tiempo). "El paso del pollo" era en 1939 la más “aguitarrada” de las melodías. Luego, en los años de romance entre el líder del conjunto José Goles, y la estrella de la tonada chilena Ester Soré, en plan irónico la prensa otorgaría a Goles el título de "el pobre pollo de Ester Soré". En su madurez, el líder del grupo se arrepentiría de haber escrito la canción argumentando que sólo había sido "un pecado de juventud".

Giras, teatros y grabaciones
La misma prensa definía a Los Estudiantes Rítmicos en 1944 como "lo mejorcito que hay en jazz", refiriéndose al repertorio de abundantes foxtrots que tuvieron en su repertorio: "Así es el amor" (1944), "Evocación" (1944), "Sureña linda" (1945), "Encantadora" (1945) o "Póngale no más" (1945). Fueron los años de las giras nacionales que llevaron a los Rítmicos a ser aplaudidos en ciudades que sólo conocían sus éxitos a través del disco y la radio. Tocaban "El pobre pollo", el pasodoble español "El sombrero", o el corrido "La bomba va", que era ejecutado con el "botellófono" (set de botellas con cantidades variables de agua en el interior y perfectamente afinado). En sus shows incluían disfraces femeninos, vistosos sombreros, permanentes chistes y ridículos bailes. El conjunto era espectacular.

En Santiago, Los Estudiantes Rítmicos incendiaban las noches tropicales del Lucerna, en plena Ahumada, con la gracia de su cantante Óscar Castillo. En 1945 subieron al escenario del Teatro Caupolicán recibidos multitudinariamente al cierre de su segunda gira nacional y compartieron el número con lo más granado de la música popular del momento: Los Provincianos, el Dúo Rey-Silva, Las Hermanas Loyola, Ester Soré, Meche Videla, Los Queretanos y las orquestas de Bernardo Lacasia y Fernando Lecaros. Poco después debutaban con una formación de diez músicos universitarios en el Teatro Municipal. En 1950 ficharon en radio Minería tras grabar canciones como "Alegres estudiantes" (marcha de Nicanor Molinare), "Paloma torcaza" (corrido de Jacobo Delavuelta), "Jugando al patín" (vals de José Goles), "Aladino" (samba de José Goles) y "El pícaro sultán" (pieza de dos nuevos músicos del grupo, Daslav Roic en bizernica y Guillermo Kunkar en brach).

En 1957, Goles, conocido por el medio como el "casi ingeniero" (debido a su retiro de la facultad a sólo un año de su titulación), decide suspender el avance del grupo para dedicarse a labores académicas. Para entonces, de estudiantes, los Rítmicos originales sólo tenían el nombre. Ese año entró en receso por una década completa, salvo por la grabación del álbum de Margot Loyola Casa de canto (1966), en el que una facción del grupo tocó en los cuplés "La alondra" y "Azafata de la reina". Al iniciarse el paréntesis musical, Goles gana en 1960 la primera versión del Festival de Viña del Mar con la canción "Viña del Mar" mientras que los mandolinistas Julio Escobar, Luis Guerrero y Emilio Rivera logran autonomía de vuelo y se convierten en el grupo Los Maestrísimos.
Fuente
musicapopular.cl

lunes, 13 de abril de 2015

CARLOS ARGENTINO -15 Exitos con la Sonora Matancera

Edificio Olano en 1922, ubicado en el costado norte del Parque Berrío en la ciudad de Medellín. El diseño fue realizado por el arquitecto Enrique Olarte, la edificación tenía cuatro pisos y se destacaba por ser el primero de la ciudad en contar con ascensor. Se observa la esquina del edificio en el cruce de las calles Boyacá y Bolívar.

Autor: Melitón Rodríguez Márquez
© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina — con Edificio Olano, Edificio Hernández y Edificio Gutiérrez.


01-apambichao.
02-en el mar
03-ave María lola.
04-cumbia de buena ventura.
05-dale dale.
06-mira mira.
07-cumbia parrandera.
08-mama vieja.
09-la mama y la hija.
10-ay cosita linda.
11-tu rica boca.
12-te espero en el bar.
13-mirando la tele.
14-las tres p.

15-rosalbita.





AY COSITA LINDA


CUMBIA DE BUENAVENTURA


CUMBIA PARRANDERA


rchivo EL HERALDO
Los 60 años de ‘Ay, cosita linda’
Domingo, Enero 25, 2015 - 00:13 /Fragmento)
Por:
Jairo Solano Alonso y Rafael Bassi Labarrera

Pacho Galán
Su vida musical comenzó a los quince años, según el testimonio de su hijo, el trompetista Armando Galán, profesor de la Facultad de Bellas Artes, de la Universidad del Atlántico. Sus padres de clase media soledeña al comprender la vocación irrevocable del joven, confían al músico –también soledeño– Pedro Rolong la formación en varios instrumentos y Pacho elige la trompeta. Integró inicialmente la orquesta Pájaro Azul, de su maestro, y después pasó a la Orquesta Departamental de Barranquilla.


Una vez se hizo conocer como intérprete del instrumento fue invitado por el maestro romano Pedro Biava para formar parte de la Orquesta Filarmónica de Barranquilla. Posteriormente, Biava lo lleva a la Orquesta Sosa, donde lo encontramos hacia 1938 con los mejores músicos de la ciudad, entre ellos el italiano Guido Perla y otro grande, Antonio María Peñalosa. Más adelante el italiano Perla lo invitó a integrar la Emisora Atlántico Jazz Band, allí mostró las destrezas de director y arreglista que lo caracterizarían toda su vida, y condujo esta gran orquesta en la época en que los radio-teatros exigían mentes rápidas para el trabajo cotidiano. Igualmente dirigió las agrupaciones Emisoras Unidas y Country Club.

‘Ay, cosita linda’

Una vez terminó estos compromisos, el incansable músico siguió a la Orquesta que dirigía Tito Zabala, llamada Almendra Tropical. Para esa época, a mediados de los años 50, si bien existían casas disqueras en la Costa como Discos Tropical y Discos Fuentes –en trance de mudarse a Medellín– y otros sellos menores, la Capital de la Montaña empezaba a perfilarse como un centro de la industria discográfica. Por ello, un intérprete cotizado como Pacho, conocedor del pentagrama, fue invitado a tocar en el sello Sonolux, donde habría de tocar con el maestro cienaguero Ramón Ropaín, Luis Uribe Bueno, Lucho Bermúdez, Juancho Vargas y otros. Entonces es cuando nace el tema fundacional del merecumbé Ay, cosita linda, grabado inicialmente en 1955. Es decir hace 60 años.
No obstante, según el propio testimonio de Pacho en aquella ocasión, la pieza fue interpretada en ritmo de porro tradicional y el bajo no logró la síncopa caribeña que quería el maestro y menos la percusión interpretada por el cartagenero conocido como el ‘Negrito Viroli’. Esta falta de adaptación de los músicos que no captaban el nuevo lenguaje propuesto por Galán hizo que la versión fuera el pálido reflejo del ritmo que empezaba a forjarse en la mente del soledeño y que era una fusión entre cumbia y merengue, lo que exigía que las congas y los timbales sonaran diferente.

Pero como todo cambio revolucionario en el arte y en la ciencia tiene que esperar el momento justo y adecuado, al no ser comprendido en el interior, y sin capitular ante la parsimonia andina, Pacho decide volver a su tierra y empieza a trabajar con la orquesta de Lucho Rodríguez Moreno. Hay que recordar que el antecedente de la orquesta de los Hermanos Rodríguez, oriundos de Arjona (Bolívar), fue la orquesta Nuevo Horizonte, que se había aposentado en Barranquilla desde 1929. Su trabajo oscilaba entre La Arenosa y La Heroica, como era tradicional, en las temporadas festivas de noviembre y carnavales, así como en las fiestas de los clubes. La orquesta, además de Lucho en el saxo, tenía a Pompilio en la batería, a Efraín en las congas y a Tomasito en la vocalización.


El encuentro en Cartagena fue providencial, porque aunque Pacho ya había grabado Ay, cosita linda logrando un éxito comercial, no estaba satisfecho con el ritmo. Por ello quiso explorar una nueva sonoridad y una nueva percusión, y la halló con los hermanos Pompilio y Efraín. Pronto los Rodríguez le brindaron la dirección de la orquesta. Fue así como aceptaron un contrato del Club Cartagena, y en las fiestas de noviembre de 1956 empieza la orquesta de Pacho Galán.

Con un nuevo traje percutivo resurge el merecumbé, y solo entonces se toma primero el Caribe y después el mundo con un nuevo Ay, cosita linda, que alcanzó versiones de músicos de todo el mundo: Carlos Argentino con la Sonora Matancera, Nat King Cole, José Fajardo, Chucho Sanoja, Ralph Font, Los Jóvenes del Cayo y una larga lista que contiene más de 100 versiones.