miércoles, 27 de octubre de 2010

OBDULIO Y JULIAN - Noches de Luna

                     Calle Ayacucho decada del 40. Medellín.


ADORACION
RUMORES
TRISTE Y LEJANO
DEVUELVEME EL ALMA
DOS GOTAS
SIEMPRE TIENES FRIA EL ALMA
NOCHES DE LUNA
TU RISA
EL AVE SU NIDO ESCONDE
MI RANCHITO
TUS OJOS Y TUS SONRISAS
TU TIENES UN ALMA






TRISTE Y LEJANO


NOCHES DE LUNA


ADORACION




SONOLUX entrega hoy, aumentando un valioso haber musical de Colombia, un nuevo álbum de Obdulio y Julián, indudablemente los máximos intérpretes de la canción antioqueña, innegablemente los más exitosos e importantes cantores de bambucos y pasillos desprendidos de nuestras breñas.

Obdulio y Julián no sólo son los "pontífices" por excelencia de la canción popular en Antioquia, sino que su presencia significa una tradición musical de la Montaña; su estatura y voces se traducen en la más valiosa y caudalosa herencia de un pueblo que ha entregado a Colombia muchas de sus más preciosas tonadas, que ha dado al aire autóctono por excelencia moldes propios, inmodificables y eternos. Y así como hay un bambuco antioqueño, hay cantores como Obdulio y Julián, que son sus más consagrados e importantes exponentes, sus más iluminados y veraces catedráticos. A1 milagro permanentemente redivivo que es la voz de tenor de Julián Restrepo, desde hace varios lustros está unido la segunda voz de Obdulio Sánchez, uno de los vocalistas colombianos de más recta y enhiesta personalidad.

En Obdulio y Julián está Antioquia, que canta viril, inmutable y hasta un poco ingenuamente en sus gargantas. Son tonadas de letras leves, de melodías contagiosas, que vienen de las mismas formidables canteras de nuestra crónica musical. Jolgoristas y serenateros, "bambuqueros" de verdad, antioqueños desde la iniciación de su propia sangre, personajes y capítulos de muchas páginas en una futura Historia Completa de la Canción Colombiana, troveros dé muchos caminos, vigías insobornables en una tradición musical, Obdulio y Julián hacen guión y elevado mojón en el itinerario azul y a la vez bravío del bambuco nativo.

Con este long-play. el segundo en doce pulgadas de Obdulio y Julián en LA MARCA DE LAS ESTRELLAS, SONOLUX ofrece a propios y extraños públicos una auténtica fiesta colombiana, hecha en "noches de luna"... Acá los primeros bambuqueros de Antioquia, y acá ellos trayéndonos la inspiración, —corazón y mente—, de un Carlos Vieco, de un Jesús M. Trespalacios, de un Eusebio Ochoa, de un Carlos Romero, de un Santiago ("Caratejo") Vélez, de un mismo Obdulio Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario