sábado, 23 de octubre de 2010

FERNANDO FERNANDEZ - Exitos Romanticos

Coche funebre 1914. Medellin.



LADO 1
1 - UN CORAZON  Carlos Crespo  con Orquesta de Rafael de Paz
2 - BRINDEMOS POR AMOR  María Alma  con Orquesta de Rafael de Paz
3 - EL PLEBEYO  Felipe Ringlas  con los Costeños y  el Mariachi Vargas de Tecalitlán
4 - AMAR Y VIVIR  Consuelo Velásquez  con Orquesta
5 – SUICIDIO  Carlos Crespo  con Orquesta de Rafael de Paz
6 - NUBE GRIS  Gray Cloud - Edmundo Márquez Talledo  con los Costeños y el Mariachi Vargas de Tecalitlán


LADO 2
1 - MI PECADO J. Goles Radnic - C. Ulloa Díaz con Orquesta de Rafael de Paz
2 - YO CREO EN TI  Gabriel Ruiz  con Orquesta de Mario Ruiz Armengol
3 - CORAZON MENDIGO  D. R. de A. con Orquesta
 4 – NOSOTROS  Pedro Junco Jr.  con Orquesta
5 – ANHELO  Agustín Lara con Orquesta de Mariano Mercerón
6 - PEREGRINA SIN AMOR  Bienvenido Brens con Orquesta de Chucho Zarzosa




AMAR Y VIVIR


EL PLEBEYO


NUBE GRIS




Fernando Fernández hizo sus primeros pinitos como cantor cómico en los programas de la XEW, de México, y su primer disco fue una tonada infantil que hizo furor en Colombia en la década del treinta: "Lolito en la Escuela".

Mucho después, Fernando Fernández habría de constituirse en uno de los más notables cantores románticos de América. Por esos mismos días debutó en el cine, en películas dirigidas por su hermano, "El Indio Fernández", y llegó a ser una de las figuras más cotizadas de las películas de su país.

Fue Fernando Fernández quien introdujo al arte popular mexicano, el estilo "crooner" que en Norte América imponía los nombres de Rudy Valle, de Bing Crosby y del mismo Frank Sinatra, un poco después. Un estilo "arrastrado", confidencial, muy meloso y amable.

Prácticamente el advenimiento de Fernández, causó una especie de relevo de los grandes '"tenores" que habían iniciado el apogeo del bolero. Alfonso Ortiz Tirado. Vargas, Tito Guizar, Arvizu, para lanzar un nuevo estilo, una manera diferente y singular de decir las canciones populares.

Fue un "neolero" a su manera Fernando Fernández. Hizo una escuela. Inició un estilo.

Después, mucho después de sus primeros grandes éxitos en tiempo de blues y de bolero, vivió también un apogeo extraordinario Fernando Fernández, interpretando canciones suramericanas, con mariachi y trío, como "El Plebeyo" y "Nube Gris".

Su voz es la voz de un momento extraordinario del cancionero popular. Y significa un arrume de gratos recuerdos, el reencuentro de su voz con estas melodías que recorrieron el continente de punta a punta en sus dos más apreciadas modalidades.

Vuelve con la voz de Fernando Fernández, una expresión romántica cuya vigencia no puede perderse jamás por la misma profundidad de sus huellas en el recuerdo.

HERNAN RESTREPO D.

1 comentario:

  1. Me gustaría escuchar, con Fernado Fernandez, música SUICIDIO Carlos Crespo con Orquesta Rafael Paz es posible?

    ResponderEliminar