lunes, 11 de octubre de 2010

LAS CANCIONES POPULARES QUE USTED QUERIA Vol. 2

 Parque de Berrio. Medellin.



LADO 1
1. AMOR GRANDE Y LEJANO • Pasillo  Leónidas Araújo  DUETO VALENCIA RIVADENEIRA
2. CRUEL MUJER – Pasillo  Lauro Dávila • Enrique Ibáñez  LOS YUMBOS
3. ME VOY LEJOS - Canción Vals  D. R. de A.  LOS TROVADORES DE LA VEGA
4. ROMANCE DE MI DESTINO – Pasillo  D. R. de A.  ESPINOSA Y MACIAS
5. CONSUELO A M A R G O – Pasillo  Emiliano O r t e g a - Nicasio Safadi  OLIMPO CARDENAS
6. MISTERIOS DEL C O R A Z O N – Tango  Augusto Ordóñez  NOEL RAMIREZ

LADO 2
1. LA NIEVE DE LOS AÑOS - Vals ~  Manuel (Canario) Jiménez  RAMIREZ-ARIAS
2. TODO ES AMOR – Pasillo  Nelson I b a r ra  IBARRA Y MEDINA
3. EL AGUACATE – Pasillo  César G u e r r e r o Talledo  CONJUNTO MANABI
4. CRUZ DE PALO - C o r r i d o  Raúl González  LAS GAVIOTAS
5. TREN LENTO - Son Huasteco  Marco A. Posada  LUCHO VASQUEZ
6. POR QUE SUFRES C O R A Z O N • Triste  G u i l l e r m o Venegas - G i r a l d o  RAMIREZ – ARIAS





TODO ES AMOR


LA NIEVE DE LOS AÑOS


EL AGUACATE



Hay canciones que llegan para quedarse.

Que no pasan de moda.

Y que, además, siguen gustando en las voces o conjuntos que las lanzaron a la consideración del público o que, habiéndola aprendido de una antigua versión, la renovaron en tal forma que no hay nada que pueda contra ellas.

A ese grupo de canciones pertenecen las que vienen con este disco, el segundo de una serie de temas que los discófilos colombianos tienen como cosa propia irreversible y definitiva.

Es la auténtica canción popular. La que se adhirió al pue¬blo y se mantiene allí por mandato de los que sienten la nostalgia de las cosas pasadas y mantienen abierto el corazón para recibir la emoción de los olvidos sin olvidos, de las horas sin pa¬sado, de una revocación constante y fascinante de las alegrías remotas.

Son canciones nuestras, de todos.

Sencillas y simples como el pueblo mismo.

Amorosas y dulces como la tarde en el campo, la caricia furtiva de la primera novia, y el traguito de aguardiente que en¬dulzó la nostalgia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada