viernes, 31 de diciembre de 2010

EL INDIO DUARTE - El Duelo del Mayoral

Brindis de fin de año.


El brindis del bohemio
El Cristo de la quebrada
El Duelo del Mayoral
Guapos
Mama
Me echaron del puesto
Padre Nuestro
Para mi todas son madres
Porque no tomo más
Amaneciendo
El beso
El Borracho

____




EL BRINDIS DEL BOHEMIO


EL BORRACHO


PORQUE NO TOMO MAS


EL DUELO DEL MAYORAL


La Navidad a lo paisa
Samuel Arango M.

Los antioqueños tenemos una forma muy peculiar de celebrar la Navidad. En primer lugar, por lo general nos encanta. Pero además hacemos y decimos cosas que no se usan en ninguna parte del mundo.

Las mamás siempre empiezan diciembre diciendo: Este año sí no hay aguinaldos, no hay plata. Al final le dan "una bobadita" a cada uno. Damos aguinaldos hasta al perro y al gato, sin exagerar.

Empezamos a celebrarla desde principios de noviembre y nos vamos hasta finales de enero. En diciembre visitamos la iluminación de la ciudad, en barra, con la familia y los amigos y chicaneamos del alumbrado con todo el que hablamos de otras ciudades o países.

Prendemos velas la noche del 7 de diciembre, también en familia y fuera de eso hacemos bolas de esperma con lo que queda, para guardarlas y agrandarlas al año siguiente.

Hacemos y comemos natilla y buñuelos por montones, los regalamos y recibimos de todo el mundo.

Tenemos que tener pesebre en la casa, en la finca, en la oficina.

Aún elevamos globos a pesar de lo peligrosos que son, pero no hacemos caso, cabeciduros como buenos paisas. Quemamos pólvora ya al escondido, pero quemamos.

Escondemos el 24 en la noche el Niño con cualquier billetico, lo buscan los niños y los adultos metidos a niños y ya prendiditos.

Rezamos cada noche la novena de aguinaldos, pero eso sí, la tradicional, no aceptamos otra. Nos reímos con aquello de "ya la oveja bizca ya el cordero manco".

Nos pegamos la lloradita en la noche de Navidad o de Año Nuevo, no la perdonamos.

Nos ponemos cucos amarillos el 31, o comemos 12 uvas, o le damos la vuelta a la casa o manzana con una maleta o maletín en la mano. Quién quita que podamos ir a USA.

Bebemos porque sí o porque no. Porque estamos contentos o tristes, solos o acompañados. Eso sí, que no nos den trago extranjero.

Nos encanta recitar El brindis del bohemio el 31 y si no lo sabemos buscamos a quien lo sepa para que lo haga.

Prendemos el televisor a todo volumen para contar desde "faltan cinco pa las doce y el año va a comenzar?". Hacemos los mismos propósitos de cada año, porque este año sí... vamos a dejar de fumar, o de beber, o vamos a hacer las paces, o?

Nos volvemos más abrazadores, besuqueadores, piropeadores.

Recordamos a los que no están con nosotros y para ello alzamos la copa.

Llamamos por teléfono o celular a la medianoche a quienes quisiéramos que estuvieran y nos quejamos porque no hay línea.

¡Nos sentimos más paisas que nunca!

 El Colombiano



EL Indio Duarte (Biografía)


Antonio Comas, "El Indio Duarte" como es más conocido para quienes compartieron en muchas ocasiones la emoción y el mensaje de sus poemas gauchos.
Nació, según algunos informantes, en la pampa argentina, más concretamente en una llanura conocida como " La Tierra de Fuego", de allí salió a recorrer el mundo un día cualquiera sin más fortuna que su exquisita y su originalísima facilidad de recitar las leyendas de los gauchos, a Colombia llegó en el año de 1953, y de inmediato imprimió su voz, su estilo y sus poemas, en un disco Fuentes, dado el éxito rotundo que alcanzó en muy poco tiempo, discos Fuentes buscó al Indio Duarte para hacerlo su artista exclusivo, y fue así como se le publicaron sus tres hermosísimos volúmenes de poesía gaucha, el primero "Poemas Gauchos", el segundo " Leyendas de la Pampa", y el tercero "El Duelo del Mayoral", fueron las únicas grabaciones que dejó el Indio Duarte, porque el 25 de septiembre de 1965 se conoció la noticia de la muerte trágica de este artista, en territorio peruano después de sus resonantes triunfos en radio y TV., Teatros culturales.

“El Indio Duarte” perteneció a varias compañías teatrales y también se destacó en este campo; además se le conoce una obra poética de su inspiración la cual despierta el suficiente entusiasmo en el medio donde se recita, y se diferencia del repertorio gauchesco por su humildad cristiana, “Padre Nuestro” fue la plegaria que clamó al cielo cuando falleció su autor Antonio Comas “El Indio Duarte”

La coctelera.

1 comentario:

  1. Este es un discazo. Cuales son las condiciones para poder oirlo?. Mucho agradezco su ponta repuesta al correo "josegermon@gmail.com

    ResponderEliminar