sábado, 2 de mayo de 2015

BRISEÑO Y AÑEZ -Las Voces Legendarias Vol.4

Llegada del Presidente de la República, Enrique Olaya Herrera, en el Parque de Berrío en 1930. Edificio Hernández, Edificio Gutiérrez, Edificio Echavarría y Edificio Constaín.

Autor: Jorge Obando C.

© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.


LADO B
1. DESEOS   -BRlCEÑO Y AÑEZ
2. MI DESTINO ES AMARTE   -BRlCEÑO Y AÑEZ
3. MIJITICA MIJITICO   -MARGARITA CUETO -HELENA GRITO -BRlCEÑO Y AÑEZ
4. VIRGINIA  -BRlCEÑO Y AÑEZ
5. LOS PROMESEROS  -MARGARITA CUETO V JORGE AÑEZ
6. ME QUIERES   -BRlCEÑO Y AÑEZ con La Orquesta Latinoamericana
7. LIMONCITO  -GUTY CARDENAS Y JORGE AÑEZ

LADO A
1. RIENDO Y LLORANDO  -BRICÉÑO Y AÑEZ
2. ANTIOQUEÑITA  -BRlCEÑO Y AÑEZ
3. DESPUES DE AQUELLA NOCHE   -ALCIDES BRlCEÑO Y ANTONIO UTRERA
4 LATIDOS  -BRICEÑO Y AÑEZ
5. PUÑADITQ DE SAL - ALCIDES BRlCEÑO, solo con Orq.
6. AUN TE ESPERO  -BRlCEÑO Y AÑEZ

7. DESENGAÑOS  -ALCIDES BRlCEÑO  -HECTOR DE LARA




RIENDO Y LLORANDO


DESEOS


ANTIOQUEÑITA

A pesar de que nunca trabajaron juntos en Colombia, ni en fiestas sociales, ni en teatros, ni en programas de radio, Alcides Briceño y Jorge Añez, por tu labor fonográfica, conformaron uno de los duetos más representativos en la historiada la canción colombiana.

Jorge Añez era bogotano. Nació el 23 de abril de 1892, se levantó en el cálido ambiento bohemio de aquellos años y en 1917 formó pareja con Justiniano Rosales. Con el recorrió los países del norte del continente hasta llegar a los Estados Unidos en donde se vincularon al elenco de la Víctor. Después de registrar más da una docena de discos disolvieron la pareja.

Retirado un tiempo de las actividades artísticas pues se entregó de lleno al aprendizaje del idioma inglés, Jorge Añez retornó a la música tras el reencuentro con un viejo amigo a quien había conocido en Panamá cuando se desempeñaba como primer tenor de la ópera de esa ciudad, Alcides Briceño, y con él con el bogotano Carlos Molina, quien sería luego brillante director de orquesta , y con el mejicano Manuel Valdespino, integraron un cuarteto, “The South American Trobadours" del cual se destacó el binomio que por muchos años destacaría en la recién nacida industria discográfica como atracción de primerísima línea por sus hermosas versiones del cancionero iberoamericano en todas sus expresiones.

Además de las lindas canciones de su tierra, de las cuales muchas "clásicas" de hoy, como "Antioqueñita" y "Tiplecito de mi vida", llevaron por primera vez al disco, grabaron corridos mejicanos, tangos argentinos, cuecas chilenas y muchísimos pasillos ecuatorianos.

Las marcas de mayor prestigio, Columbia, Víctor, Brunswick, Durium, entre otras respaldaron sus voces.

Su vida artística duró entre 1924 y 1933 aproximadamente, y en sus últimos discos aparecen ya las influencias de le nueve música de América como el bolero.

Jorge Añez regresó al país, se vinculó a la radio como propietario de la emisora Ecos del Tequendama que se convertiría en la KJCK. Aun se presentó como solista e hizo dúos con Carlos Julio Ramírez y con Estanislao Farro con quien hizo su última gira al Ecuador. Publicó un monumental recuento de cosas del cancionero popular con el título de "Canciones y Recuerdos" y falleció el 22 de julio de 1952.

De él se sabe que era espléndido guitarrista, que hizo dúos con Margarita Cueto y con Guty Cárdenas, con quien compartió también autoralmente.

Que dirigió una magnífica estudiantina y que fue quien logró la vinculación a la música colombiana del célebre Terig Tucci. Con Briceño también hizo discos en dúo al lado da Pilar Arcos.

De Briceño tan solo se sabe que nació en Panamá. Que antes de grabar con Añez lo hizo con F. Aguirre del Pino y posteriormente con Héctor de Lora y con Antonio Utrera. Que fue el autor de ese bambuco maravilloso que es "Rio que posas llorando” y que, según Añez, sus años postreros los pasó en Panamá. Briceño también cantó como solista bajo el seudónimo de Gastón Flores.

PRELUDIO, en su afán de rescatar todo aquello que forjó en discos la historia de la música da América, presenta en esta disco documental virios aspectos de estos célebres artistas,

Alcides Briceño aparece como solista y en versiones con De Lora y Utrera. Añez con la Cueto y con Guty Cardanes. Los dos en un disco estelar junto a Margarita Cueto y Helena Brito, la hermana de Eleuterio (Eduardo), el fastuoso barítono dominicano.

Son discos muy viejos. Antiguos fonogramas con más de cincuenta años de grabados paro que revivimos por lo que velen como testimonio de una época y por la significación que tienen en la vida artística de una pareja que conmovió a las gentes de ayer y sigue interesando a las nuevas generaciones con el encanto privilegiado de sus voces y la emotiva autenticidad de sus versiones. Perdonen pues si le capacidad técnica, puesta al máximo, no alcanza a disimular algunos defectos de acústica y recíbanlo como un verdadero tesoro.

HERNAN RESTREPO DUQUE  

1 comentario: