miércoles, 15 de septiembre de 2010

AQUELLAS CANCIONES - Las Canciones de la Casita Aquella 2


Imagen de una choza en Medellin en 1893. Patrimonio de la BPP.



LADO 1

1 - LOS CISNES - D. R. de A. - RAMON CARRASCO con el Grupo Venezolano
2 - TE CREIA BUENA - Lorenzo Herrera - HERRERA Y SUS LLANEROS
3 - SUEÑOS DE AYER - Sonia Dlmitrowna - Clotilde Arias - VALENTE. CACERES Y FRANCES con guitarras
4 - RECUERDO DE AMOR - Federico Buitrago - OSPINA Y MARTINEZ y Conjunto Rítmico Dir. Juán Abarca
5 - LA SANTA - Arturo P. Lespes - Agustín S. Caro - MAGALDI - NODA, Dúo con Guitarras
6 - LA CASITA - Lorenzo Barcelata - LORENZO BARCELATA y su Trío Calaveras con Guitarras


LADO 2

1 . MI PORTEÑITA - Libardo Parra Toro - Mauricio Valenzuela - ACOSTA - VILLAFAÑE con Guitarras
2 - EL DOLOR DE LA AUSENCIA - Luis Espinosa - Feo. Paredes Herrera - ESTUDIANTINA     COLOMBIANA canta: Nano Rodrigo
3 - CUANDO YA NO ME QUIERAS - Miguel Angel Castilla - LAS DOS MARIAS
4 - BORRACHO POR AMQR - Valdivieso - Dougand - VALDIVIESO-DOUGAND con Guitarras
5 - EL ARROZAL - Alvarez Peña - RUBEN Y PLUTARCO UQUILLAS "Los Riobambeños"
6 - ANOCHE TE HE SOÑADO - P. Valdéz Leal -PEPE Y JUANITA con los Charros de Atotonilco



TE CREIA BUENA EL DOLOR DE LA AUSENCIA BORRACHO POR AMOR

Volvimos á la casita aquella.

La historia la contamos ya a ustedes. Está en la contracarátula del disco RCA VICTOR LPC 370, pero la resumimos para quienes no la conozcan.

Una tarde de vacaciones caminando por una carretera antioqueña tropezamos con una casita de campo, aparentemente abandonada. Entramos a ella y hallamos un antiguo gramófono empolvado y una colección de discos viejos, de los cuales seleccionamos los doce números que hicieron ese LP destinado a los coleccionistas y tenido como uno de los mejores de la serie "Aquellas Canciones".

Habia además una carta de amor, dirigida a una mujer de nombre desconocido a quien su novio, esposo o amante llamaba "Generala", al encabezar la esquela.

Era. aparentemente, la casita aquella, el escenario de un romance que tuvo una extraña ruptura por cuanto la esquela decía muy bien que el ofendido abandonaría el sitio y dejaba a la posibilidad de un regreso la explicación de su huida.

El éxito obtenido por el disco nos hizo regresar a la antigua casa abandonada con el fin de mostrarla a un visitante curioso, de otro país, que habia leído en su tierra la historia contada por nosotros. Y para buscar nuevas referencias en los discos que quedaban allá y que. seguramente nos daban la oportunidad de formar otro álbum romántico.

Y observamos que continuó la historia. Porque una boleta. con letra femenina indudablemente, había reemplazado sobre la pila de discos, la esquelita anterior.

Y cometimos nuevamente la indiscreción de copiarla.

"Loco, adorado loco de mis mejores sueños:
"No te equivocabas. Tenía que pasar por aquí otra vez. Y hubiera querido encontrarte, y verte como entonces, incansablemente mió. Pero la vida juega con nosotros. Y una vez más nos lanzó al desencuentro.
"Antier fue una despedida repentina, sin causa aparente, sin reflexión, sin la esperanza siquiera de un regreso oportuno. Ayer, el encuentro fatídico, muchos años después de la huida; la seguridad absoluta de que aún alentaba en ambos esa hoguera que calentó nuestra adolescencia. Y la demencia originada por el arrepentimiento de aquel absurdo adiós. Tú, como yo, sabías que estábamos luchando contra imposibles. Y de ahí la razón que tuve para cortar de un día para otro, nuestra unión.
"Hoy volvía porque no era posible vivir sin saber de tí.
"Creí, sinceramente, que íbamos a desafiar nuevamente las sinrazones del destino.
"Cuando me enteré de tu partida, volví a la realidad y encontré razonable que te hubieras ido.
"Pero no podré olvidarte nunca. Nunca.
"Escuché las canciones que en tantas noches idílicas nos unieron y acompañaron el rumor de los besos. Y viví otra vez como si estuviera entre tus brazos.
"Y Porque sé que vendrás, de nuevo, a buscar ese recuerdo, te escribo para decirte que nunca nunca podré olvidar lo nuestro. Que soy prisionera de tu cariño. Que existo atada perennemente a ese remordimiento. Te basta eso para consolarte?. TU GENERALA".

La historia es auténtica. Ustedes dasde luego están en libertad de creería o no.

Pero en lo que estarán de acuerdo con nosotros, seguramente, es en que los protagonistas de ella, seleccionaron para idílica discoteca una serie de canciones que gustan a todos aquellos
que tienen corazón. Y para ellos hemos combinado estas otras doce selecciones de los discos que descansan en la casita aquella.

                                               Notas • Menos la carta - de Hernán Restrepo D


2 comentarios:

  1. Que linda musica pero como puedo descargarlo? gracias

    ResponderEliminar
  2. Compa, muy buena musica, quisiera saber, si usted me puede colaborar diciendome o ayudandome a conseguir la canción de el dolor de la ausencia de Nano Rodrigo, ya que por este medio, no me dejo escucharla, muchas gracias, mi correo es roloesteban@hotmail.com

    ResponderEliminar