miércoles, 29 de septiembre de 2010

ARBOLEDA Y VALENCIA - El Camino de la vida

Abuelos antioqueños



LADO A

EL CAMINO DE LA VIDA - Vals (Héctor Ochoa C.)
ENAMORADO DE TI - Bolero (Rafael Hernández)
EL REGRESO - Bambuco (Efrai'n Orozco)
EN MI VIEJO SAN JUAN - Bolero (Noel Estrada)
MIS NOCHES SIN TI - Guaranía (D. Orti'z - Amt. Márquez)

LADO B

CON LOS OJOS DEL RECUERDO - Bolero (D. en D.)
TRISTE DESPERTAR - Pasillo (Carlos E. León)
TABOGA - Bolero (Ricardo Fabregat)
MEDELLIN - Bambuco (Arturo Zuluaga)
MADRIGAL - Bolero (Don Felo)






EL CAMINO DE LA VIDA


CON LOS OJOS DEL RECUERDO


MIS NOCHES SIN TI


Vuelven al acetato ARBOLEDA Y VALENCIA. Un dueto de lo mejor que ha producido Antioquia entre las nuevas generaciones herederas de Ospina y Martínez, Obdulio y Julián, Espinosa y Bedoya, Gómez y Villegas. Ellos comprueban una vez más que el programa "Antioquia le canta a Colombia", promovido por un grupo de soñadores y de quijotes, no se ha producido en vano.

Este dueto, a lo largo de once años consecutivos de realizar el certamen musical, es la evidencia de que en Antioquia hay calidad en las voces y en la interpretación de los instrumentos.

Muestran en este disco nuestros artistas la universalidad de la música. Sin abdicar de su apego raizal exhiben su versatilidad al combinar nuestros bellos bambucos y pasillos-alma de la raza paisa, trashumante y soñadora con boleros de la mejor exigencia. “E l regreso" de Efraín Orozco va al pie de " M i viejo San Juan". Y al "Medellín 300 años" de Arturo Zuluaga lo contrastan con "Madrigal", la canción de Don Felo, que ha resucitado como el Ave Fénix sobre lo que se creía que eran sus propias cenizas. Está también "Taboga", la linda canción de Ricardo Fabregat a quien una noche se la escuchamos en su propia interpretación y -en tiempos de bohemia-, en la exuberante isla que le sirvió de inspiración, tachonada de casitas blancas, de techos rojos. Recuerdo. . . Luego tuvimos que emigrar de nuevo hacia Colombia, cuando las botas del autócrata mandarín de aquel Istmo, nos expulsaría, por discrepar del cruel mandato de su férula . . .



Es un disco con canciones que llegan al alma este de ARBOLEDA Y VALENCIA, caballeros de la música en lo personal y en lo artístico. Hacen honor a las canciones de Héctor Ochoa -uno de los mejores compositores con que hoy cuenta Antioquia- y de Rafael Hernández, el inmortal compositor a quienes algunos han tenido la osadía de comparar, no con Lara o con Guty Cárdenas o Lecuona, sino con algún compositor vernáculo de una calidad de inspiración bien inferior, demostrando con ello un chauvinismo digno de mejor suerte .. .

ARBOLEDA Y VALENCIA vuelven a acertar en este "Long-Play". Y aciertan porque llegan al corazón de su público y de su pueblo. Sin estridencias y sin repetir aquellos bambucos y pasillos dulzarrones y lacrimosos que por lo reiterativo se han vuelto manidos impidiendo el remozamiento vital de nuestra música, tan hermosa en quienes la saben cultivar con buen tino y buen tono como este dueto estupendo.

                                                         Alberto Velásquez Martínez

4 comentarios: