jueves, 17 de noviembre de 2011

POSADA Y CALLE -Lo Mejor

Catedral de Villanueva en 192...
Autor: Gonzalo Escovar
© Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina

El interior del templo se caracteriza por ser un ambiente penumbroso, sombrío y tranquilo, solo alterado durante las celebraciones religiosas; su distribución está enmarcada de acuerdo con su planta de cruz latina, y sus diferentes espacios están claramente definidos. Cuenta con tres naves longitudinales, la principal o central y dos laterales, a su vez atravesadas por el transepto o nave transversal que forma los brazos de la cruz, y el encuentro entre esta última con la nave central genera un espacio llamado crucero. Cada nave longitudinal cuenta, en el extremo sur con accesos en la fachada principal y al norte rematan en ábsides abovedadas.

Esos tus ojos negros
Mi ranchito
Niña de ojos azules
Pobrecito de mi amor
Reclamo
Ruego inútil
Ternura
Tu recuerdo
Ya es tarde Posada y Calle
Dios y tú

____


ESOS TUS OJOS NEGROS


MI RANCHITO


YA ES TARDE


Se murió uno de los grandes del canto andino
Fernando Calle Garcés: un señor músico
7 de Marzo de 2010


Fernando Calle Garcés fue uno de los colombianos más entusiastas en el rescate y sostenimiento de la música popular.

Mauricio Restrepo Gil

Su vida estuvo dedicada a la difusión, interpretación y apoyo de esta tradición musical. Fue asesor de concursos como el “Mono Núñez” y “Antioquia le canta a Colombia". Su lema de vida fue: “Trabajé para comer y canté para vivir”.

Este titiribiceño, además de ser uno de los profesionales más sobresalientes de Antioquia, formó con su amigo Jaime Posada Laverde el dueto Posada y Calle.

El 29 de diciembre de 2009 en la ciudad de Barranquilla, el maestro Calle Garcés dejó este mundo, afectado por una insuficiencia renal.

Nació el 19 de febrero de 1927, en el hogar de Ernesto Calle Fernández y Lucila Garcés Jiménez. Su abuelo era también un magnífico cantor y su tío Evelio Calle Fernández, uno de sus maestros más recordados.

Inicia estudios musicales con el padre Mario Bernardoni, de origen italiano. Cuanto frisaba los 12 años, hizo parte de la compañía de zarzuelas Frutos de la Montaña que dirigió el recordado maestro Jaime Santamaría. Allí fue figura central.

En adelante formó parte de los coros de ópera que dirigía el músico Pietro Mascheroni, y luego estudió canto y solfeo en la Universidad de Antioquia, con el profesor Luis Carlos García Gómez.

En la década de 1960, formó con el compositor y músico Carlos Vieco Ortiz, una Coral de Música Colombiana. Allí se conoció con su mitad artística Jaime Posada. Con éste comenzó a cantar por afición, y cierto día Toño Fuentes, el propietario de Discos Fuentes, en una fiesta privada los escucha y los invita a grabar, lo que logran en octubre de 1964.

Hicieron grabaciones para Codiscos, Sonolux, Preludio y otros discos publicitarios para el BIC. La importancia de Posada y Calle consiste en ser el primer dueto que dejó de cantar de oído, y le imprimió a sus canciones profesionalismo, estudio, partitura, y una segunda voz que se salió de los moldes aportados por los viejos trovadores.

Su repertorio era novedoso, grabaron melodías de los más destacados compositores nacionales e internacionales; le jalaron al bambuco, pasillo, guabina y bolero. En sus voces sobresalieron temas como: Es ya tarde, Nuestra casita, El último beso, Virgen negra, Mía, Muchacha, La herida, Embriaguez de llanto, El día de la fuga, Invernal. El dueto duró hasta 1992 cuando murió Posada.

Como autor, Fernando Calle fue prolífico. Se convirtió en el mayor letrista de Carlos Vieco, con más de 45 composiciones. Dulce amor, con música de Camilo García, fue la ganadora del Centauro de oro en el Festival de la Canción colombiana en Villavicencio en 1963.

Fue el autor de la última composición de Nicasio Safadi en 1967, con el pasillo Ausencia. Hizo buenas migas con otros compositores nacionales como Enrique Figueroa, Luis Uribe Bueno, Eladio Espinosa y Francisco Bedoya.

Hernán Restrepo, su íntimo amigo, dijo de él: “Fernando Calle es uno de esos inquietos enamorados del folklore, que vive en plan bambuquero siempre y a toda hora”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario